Mi desván del Mundial. Día 15

Gaku e Inui a escena

Japón tiene en su mano la posibilidad de meterse en octavos de final. Le sirve un punto ante Polonia, ya eliminada, para conseguirlo. El conjunto de Nishino, ha dejado ratos de juego magníficos en este Mundial. Es un equipo que se asocia de maravilla. Gaku Shibasaki, en el doble pivote, está rindiendo muy bien. Mueve los hilos, bien protegido por Hasebe, activa a Inui, y es el eje sobre el que gira todo el fútbol de ataque nipón. A Osako le falta colmillo, pero su actividad ofensiva es clave. A Japón le falta solidez, pero jugando con la pelota le puede ganar a cualquiera. Podría entrar el veterano Keisuke Honda en lugar de Yamaguchi en el once. Para jugar desde la derecha hacia dentro y ensayar su buen disparo. Viene de marcar ante Senegal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Polonia se marcha del Mundial. Su nivel ha sido más bajo de lo esperado. En la fase de clasificación fue un equipo muy difícil de batir. Lewandowski firmó 16 goles y el equipo era fuerte atrás y dañino en transición. Ni rastro de esas señas de identidad en este torneo. Glik, clave en el centro de la defensa, sólo jugó unos minutos ante Colombia. No pudo jugar ante Senegal por lesión. Nawalka no dio con la tecla en la posición del llegador, Zielinski, en ninguno de los dos partidos. No le ha funcionado la línea de cuatro atrás, ni jugar con tres centrales, como hizo en la segunda parte ante Senegal y ante Colombia. Querrá olvidar cuanto antes este Mundial.

Depender de uno mismo

Hemos visto dos versiones de Senegal en este campeonato. La del primer partido ante Polonia, en la que jugó un 4-4-2 alineando cuatro delanteros, Sarr y Mané en los costados, con Niang y Diouf en punta. Replegando para no partirse y haciendo mucho daño al espacio. Y otra ante Japón, en la que armó un 4-3-3, dando entrada a Papa N’Diaye en mediocampo, junto a Gueyé y Alfred N’Diaye. Arriba jugó con Sarr en la derecha, Mané en la izquierda y Niang, arriba. Hoy, ante Colombia, parece que repetirá el dibujo que utilizó, Aliou Cissé, ante Japón. Tiene opciones de entrar en el once Keita Baldé, en sustitución de Sarr. Una victoria asegura su presencia en octavos de final.

Colombia mostró una cara radicalmente distinta ante Polonia. Pekerman se alió con el talento. Junto a James y Quintero en tres cuartos de campo. Le dio el mando a Wilmar Barrios en el centro de la cancha, y cuando se lesionó Abel Aguilar, apostó por Uribe. Es posible que hoy, de inicio, vuelva la Roca Sánchez, tras su expulsión. De la Colombia lenta y previsible del debut ante Japón, pasó a ser un equipo creativo en su forma de atacar. Juan Fernando Quintero dio una exhibición, firmó un partido para el recuerdo. A él se juntaron James, de menos a más, Cuadrado, espléndido en la derecha, y Falcao. Radamel vio puerta y fue una pesadilla para los centrales polacos. Colombia depende de sí misma, si gana, a octavos.

Higuita y el abuelo Milla

El Pacho Maturana llevó a Colombia al Mundial de Italia 90, por segunda vez en su historia. La selección cafetera solamente había estado en el Mundial de Chile, en 1962. Aquel equipo del 90, defendía en zona y acumulaba mucha posesión de balón. La defensa jugaba muy arriba, achicando espacios, y el portero, René Higuita, jugaba mucho con el pie fuera del área. Cuando eso no lo hacía nadie, en el fútbol mundial.  Tras la euforia del gol de Freddy Rincón, en el minuto 90′, ante Alemania en San Siro, que metió a Colombia en octavos, el rival siguiente fue Camerún.

El partido se jugó el 23 de junio del 90, en San Paolo y bajo un calor asfixiante. Se llegó a la prórroga. Roger Milla (38 años) adelantó a los leones, nada más comenzar la segunda parte del tiempo extra. Dos minutos después, Higuita fue a buscar, casi al mediocampo, un pelotazo de la zaga camerunesa. Controló e hizo la pared con Luis Carlos Perea, el tío de Luis Amaranto Perea, ex central muchos años del Atléti. El abuelo Milla se abalanzó sobre Higuita y le robó el balón, corrió hacia la portería y marcó el segundo gol para su selección. De nada sirvió el gol de Redín, tras una gran pared con Valderrama, que acortó distancias a 5′ minutos del final. No hubo tiempo para más. El riesgo excesivo, personalizado en Higuita, le costó la eliminación a Colombia. Fue una generación irrepetible, marcada por la tragedia, cuatro años después, con la terrible muerte de Andrés Escobar, al volver del Mundial de Estados Unidos. Leonel Álvarez, Valderrama y Rincón llegaron a Francia 98, pero fue en el verano italiano del 90, cuando asombraron al mundo por primera vez.

El primer puesto en juego

Inglaterra se juega el primer puesto ante Bélgica, ambas están clasificadas. A priori, el contexto de partido le puede ir bien a Inglaterra. Bélgica sale a jugar y los ingleses disfrutan si pueden correr. Habrá cambios. Tiene opciones de entrar Dier, para dar un respiro a Henderson como pivote. Trippier y Young, los carrileros, tienen mucho desgaste en el sistema de Southgate. Hoy tienen opciones de entrar en el once, Alexander Arnold en la derecha y Rose en la izquierda. Si juega Jamie Vardy, descansará de inicio Harry Kane.

Bélgica está demostrando en este Mundial que si corre, el rival no puede hacer nada. Pero en el juego de posición, tiene carencias. No sufrió ante Panamá y Túnez, en cuánto al marcador se refiere, porque son rivales muy inferiores, pero sí esbozó esa carencia, en los tramos de partido en los que no se pudo desplegar. También se esperan cambios. Kompany en el centro de la zaga y Vermaelen como central izquierdo, Thorgan Hazard en la mediapunta y Batshuayi arriba, tienen opciones de inicio.

La venganza de Sir David

Sapporo. 7 de junio de 2002. Minuto 43′ de la primera parte del partido entre Argentina e Inglaterra, durante la fase de grupos del Mundial de Japón y Corea. Atacaba Inglaterra, cuando la pelota le llegó a Michael Owen, en el pico izquierdo del área grande. Amagó con salir por su izquierda y lo hizo por su derecha. Pochettino picó y le trabó. Pierluigi Collina no dudó un instante, penalti. Hacia allí fue Beckham, con el Cholo Simeone cerca, físicamente. En su cabeza estaba desde hacía cuatro años. En concreto desde aquella tarde en Saint-Etienne, durante los octavos de final del Mundial de Francia, cuando reaccionó a una provocación de Simeone y fue expulsado, dejando a Inglaterra con 10 hombres, el marcador empate a dos, y todo el segundo tiempo por jugar. En la tanda de penaltis, Argentina pasó a cuartos, con el lechuga Roa como héroe.

Cuatro años después fue distinto. Inglaterra termino ganando uno a cero a la Argentina de Bielsa, que había llegado al Mundial sin perder en las eliminatorias, y tras ganar a Nigeria en el debut. Después de aquel partido, Argentina se hundió. Empató ante Suecia y quedó eliminada. A Inglaterra le esperaba Ronaldinho, y su falta para el recuerdo, en los cuartos de final…

Adiós al Mundial

Panamá y Túnez se despiden del Mundial. Panamá lo hace con buen sabor de boca. Fue un premio extraordinario ya estar aquí, por delante de selecciones como Honduras y EEUU en la CONCACAF. El histórico gol de Felipe Baloy ante Inglaterra y las buenas sensaciones de Bárcenas, en banda derecha, es lo más destacado de la participación de los del Bolillo Gómez en el torneo. El lateral Murillo y el interior Cooper, están sancionados. Una victoria ante Túnez, sería agrandar más aún su historia.

Túnez ha defendido mucho peor de lo que sabe en este Mundial. Acusó lesiones importantes, sobre todo en la portería. Recurriendo a un cuarto portero, Ben Cherifia, que llegó ayer a la concentración ayer. Buscará despedirse con victoria. Volverá Sliti al once y arriba jugará Kazhri, uno de los mejores tunecinos en el torneo.

 

 

 

 

 

Mi desván del Mundial. Día 14

Vuelve Toni

Toni Kroos mantuvo con vida a la selección alemana, con su gol en el minuto 94’ ante Suecia. Hoy Alemania se juega de nuevo la clasificación ante Corea del Sur, que sigue teniendo opciones. Podría haber triple empate en el grupo, incluso, y tener que recurrir al ranking FIFA.

En cualquier caso, Alemania necesita ganar por dos goles de diferencia para no depender de nadie. Para ello no podrá  con Jerome Boateng, sancionado, ni con  Sebastian Rudy, por el golpe en la nariz que sufrió ante Suecia.

Alemania está teniendo problemas para controlar los partidos en este Mundial. En los dos encuentros, ante México y Suecia, tuvo momentos de dominio intenso, con Toni Kroos balanceando el equipo a uno y otro lado, pero sufre atrás y tiene jugadores clave en los últimos años, lejos de su mejor nivel.

Werner por la izquierda y Mario Gómez de nueve, fue un recurso extraordinario ante Suecia. ¿Lo repetirá Löw de inicio hoy?

Corea del Sur tiene opciones remotas de clasificarse, pero las tiene. No le funcionó jugar con el gigantón Kim Shin-Wook arriba, ante Suecia en el estreno,  y cambió ante México, jugando un 4-4-2 buscando las contras. Veremos si hay oportunidad, de inicio,  para el talentoso Lee Seung-Woo  en mediocampo. Ki Sung-Yueng, capitán y mediocentro titular, es baja por un problema en el pie. Es una pena, los ratitos que han coincidido los dos juntos en este Mundial, han sido los mejores de los coreanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Klaus Fischer

Rummenigge avanzó y abrió el balón a la izquierda. El central Bernd Forster, incorporado al ataque, recibió el pase y abrió la pelota rápido hacia Littbarski. Su centro, pasado, lo tocó de cabeza Hrubesch y le cayó a Fischer. Le pilló de espaldas y soltó una tijera, dentro del área,  que superó a Ettori.  Amoros y Tresor quedaron inmóviles sobre la línea de gol.

Sí, es la jugada del 3-3 de Alemania Federal ante Francia, en la semifinal del Mundial de España 82. Uno de los partidos más memorables de la historia de los Mundiales. En la prórroga, tras ir ganando 3-1 Francia en la misma. Los penaltis catapultaron a los de Jupp Derwall a la final. Una remontada de Alemania, no fue la última…

Todo o nada

México nos ha dejado minutos de fútbol brillante durante sus dos primeros partidos. Pese a ello y las dos victorias que lleva, ante Alemania y Corea del Sur, el Tri aún no está clasificado matemáticamente para octavos. Una derrota mínima ante Suecia y una victoria alemana por dos goles de diferencia ante los coreanos, le dejarían fuera.

Lo mejor para los de Osorio es ganar y así no hará cuentas. Tiene argumentos futbolísticos de sobra para conseguirlo. Con Héctor Herrera al mando, su Mundial como “5” está siendo de bandera, México se puede permitir por delante que los Layún, muy bien en la derecha, Guardado, Vela, Hirving Lozano y compañía, sean una pesadilla para el rival.

Suecia es una selección que juega lento, con poca imaginación en ataque, pero muy seria en defensa. Tiene un buen portero, el veterano Robin Olsen, y una buena línea defensiva, liderada por Andreas Granqvist. Seguimos esperando a Emil Forsberg, muy apagado en sus dos primeros partidos.

Brasil sin red

La canarinha no puede descuidarse. Tiene un partido muy peligroso ante Serbia, un rival para no fiarse. Le clasifican dos resultados, la victoria y el empate, pero una derrota podría dejarle fuera , si Suiza le gana a una Costa Rica que ya no se juega nada.

El tramo final de partido ante los ticos fue muy bueno. Con Casemiro echando el ancla y por delante un arsenal liderado por Neymar. Brasil asedió, literalmente, a Costa Rica,  juntando al propio Ney en la izquierda, Douglas Costa en la derecha y Coutinho por detrás Firmino y Gabriel Jesús. El saldo fue de dos goles a favor y ninguno en contra.

Serbia es una buena selección, con un doble pivote muy sólido, Milivojevic – Matic. No estamos viendo de momento lo mejor de Milinkovic-Savic, perjudicado por jugar en la mediapunta en lugar de hacerlo como interior. Pese a ello, el talento de Tadic, la profundidad de Kostic y el gran Mundial, hasta el momento, de Mitrovic, son argumentos de sobra para dar un susto a cualquiera.

La reunión del hotel Das Palmeiras

El momento culmen del Brasil de los cinco dieces llegó cuando Carlos Alberto, lateral derecho de aquella selección, fusiló a Enrico Albertosi, poniendo el 4-1 en el marcador ante Italia en la final del Mundial 70. Una jugada de cinco toques en corto, Clodoaldo bailando en una baldosa, y Pelé haciendo magia, con la pausa, en el balcón del área. Así esperó la llegada desde atrás de su lateral.

No fue fácil juntar en un mismo once a Jairzinho, Gerson, Tostao, Pelé y Rivelino. En un partido durante la preparación del Mundial, casi en vísperas del torneo, el técnico brasileño Saldanha, dejó a Pelé en el banquillo en un amistoso ante Bulgaria. Fue un 0-0 en Río. Sólo jugó unos minutos.  El Presidente de la CBF, Joao Havelange, destituyó a Saldanha. Los militares ejercieron presión y él se justificó así: “Al pueblo no hay que contrariarle en cuestiones tan sensibles como sus ídolos”.

Su sustituto, el histórico Mario Lobo Zagallo,  reunió a los cinco intocables en el hotel Das Palmeiras de Río, en una concentración previa. Y allí, en la habitación de Pelé, se produjo el gran pacto. La delantera en el Mundial estaría formada por los cinco juntos. Jairzinho y Rivelinho en los costados, Gerson y Tostao por dentro y Pelé con libertad absoluta.

Los cinco mejores  dieces de Brasil jugaron todos juntos y formaron  la delantera más brillante de todos los tiempos. Fue el epílogo dorado del fútbol antiguo. Cuatro años después, el Mundial enseñó al mundo a unos tipos de naranja que jugaban a otra cosa…

Shaqiri al mando

La remontada ante Serbia coloca a Suiza en un escenario ideal ante la última jornada del grupo. Un empate le sirve, incluso una derrota,  si Brasil le gana a Serbia. Shaqiri hizo un partido para el recuerdo ante Serbia, liderando la remontada con un gol, el de la victoria, y echándose el equipo a la espalda.

Celebraciones polémicas al margen, si él y Xakha juegan al nivel que lo  hicieron ante Serbia, Costa Rica lo tendrá muy complicado. Zuber es otro de los que está haciendo un gran Mundial. Incansable en banda izquierda y ayudando mucho a Behrami y al propio Zakha, la pareja de mediocentros.

Costa Rica deja el Mundial con dignidad. Compitió ante Serbia y Brasil, terminó perdiendo ante ambos, pero fue una selección dura, difícil de batir. De mediocampo hacia delante ha tenido poca chispa y atrás,  pese a que mejoró el nivel de los últimos amistosos, es menos fiable que hace cuatro años.

Mi desván del Mundial. Día 13

Cuando el empate beneficia a ambos

Dinamarca necesita un punto para estar en octavos de final y juega ante Francia, ya clasificada. Deschamps rotará algunas piezas y es posible que tengan una oportunidad desde el inicio. Mandanda en la portería, Sidibe en el lateral derecho, Kimpembe, junto a Varane, en el centro de la zaga, Nzonzi en mediocampo, y Dembelé arriba, acompañando a Griezmann y Giroud. Estas podrían ser las novedades en el once galo. Francia encontró en Giroud el jugador clave ante Perú. Su juego de espaldas y capacidad para fijar a los centrales contrarios, beneficia al resto de los delanteros ya  la llegada de los interiores. Kanté va camino de convertirse en el mejor mediocentro defensivo del Mundial. Su exhibición ante Perú la recordaremos muchos años. En esta Francia de rompe y rasga, es un jugador primordial.

Dinamarca lleva más puntos que juego en este Mundial. La lesión de Kvist ante Perú, posibilitó la entrada en el once de Lasse Schone, junto a Delaney en el mediocampo. Los de Hareide son un equipo que defiende bien, poco imaginativo, pero con el talento de Eriksen. Cuando conecta con Nicolai Jorgensen, pasan cosas, lo vimos ante Australia. Aunque hoy podría entrar Cornelius en el once y jugar más directo, aún. Es inferior a Francia, pero le sirve el empate y lo puede lograr perfectamente.

La trituradora danesa

8 de junio de 1986, Estadio Neza 86. El tórrido calor, de la ciudad impronunciable de Nezahualcoyotl, dio lugar a una impresionante tormenta. En el cielo y sobre la hierba. El temporal danés arrasó a Uruguay con seis goles en el segundo partido de ambas en el Mundial. Fue una victoria por aplastamiento, seis a uno, en la presentación al mundo de la Dinamita Roja. El partido llegaba con el ambiente caldeado, y no sólo por el sofocante calor y humedad reinante, en la ciudad mexicana. Unas declaraciones de Seep Blatter, por entonces secretario general de la FIFA, sobre la selección uruguaya en la previa, no ayudaron:  “Si no ven sangre no pueden jugar”, le dijo a un programa de la televisión alemana antes del debut de la celeste en el torneo. Así comenzó a escribirse la derrota charrúa más dolorosa en un campeonato del mundo. Seep Piontek, técnico danés, venía trabajando con el mismo grupo de jugadores desde 1979, fecha en la que accedió al cargo de seleccionador. Elkjaer-Larsen abrió el marcador en el minuto 11′. Su poderosa zancada fue indefendible para la zaga uruguaya. El partido fue un goteo de goles daneses, tres del propio Elkjaer, uno de Michael Laudrup, otro del zurdo Soren Lerby y uno más del pequeño Jesper Olsen. Sí, el pequeño extremo zurdo que cedió la pelota sin mirar a su portero, Lars Hogh. Fue al filo del descanso del partido de octavos de final ante España. Butragueño aprovechó el error y empató el partido. Esa historia la seguimos contando otro día…

El sueño aussie 

Australia sueña con un milagro, necesita ganar y que no se produzca ese empate tan comentado entre Francia y Dinamarca. Los aussies necesitan una victoria gala ante los daneses, además de la suya propia. Sin el punta Nabbout, lesionado, lo normal sería que jugase en su lugar Juric o el joven y descarado extremo, Arzani. A sus 19 años dejó minutos muy interesantes, cuando entró como revulsivo ante Francia y Dinamarca. El veterano Tim Cahill no ha jugado ni un minuto en este Mundial, aún. De hacerlo ante Perú, sería el único jugador australiano de la historia en participar en cuatro Mundiales. Ante Dinamarca rindió a muy buen nivel la pareja de mediocentros, formada por Jedinak y Mooy. Fueron los lanzadores de las contras australianas. El partido será una lucha de estilos, el toque peruano frente al juego directo australiano.

Perú se va del Mundial dejando una impronta de buen juego. Le faltó pegada en el área contraria. Con Guerrero fuera de punto, a los de Ricardo Gareca les faltó un culminador, para su propuesta de juego asociativo. Hoy, además, no podrán contar con Jefferson Farfán. La Foquita sufrió un traumatismo en la cabeza tras chocar con un compañero, en el entrenamiento del domingo, y no podrá ser de la partida. Gareca recupera al mediocentro, Renato Tapia. El resto del equipo será el habitual. Es la última oportunidad de ver a Christian Cueva en el Mundial. El mediapunta del Sao Paulo, junto al extremo Carrillo, han rendido a muy buen nivel. Perú querrá despedirse del torneo con una victoria. Se va con muchos más juego que puntos.

Todo un país pendiente

Argentina es un volcán en erupción. Lo que no sabemos es la duración de la misma. Filtraciones, reuniones, desplantes, rumores y un sinfín de comentarios, perturban a la albiceleste horas antes de su partido ante Nigeria. Se pueden dar muchas combinaciones. La que les clasificaría de un modo más sencillo sería ganar a Nigeria y que Islandia empate o pierda con Croacia. Los precedentes tampoco son buenos, Nigeria goleó a los de Sampaoli  el pasado mes de noviembre, 2-4, en un amistoso en Krasnodar, precisamente. Hoy jugarán en San Petesburgo. Habrá cambios, parece que Armani será el portero, tras el grave error de Caballero, que abrió la cuenta de goles croata. Sampaoli volverá a línea de cuatro atrás, con Rojo como pareja de Otamendi en el centro de la zaga. La presencia de Banega se antoja fundamental para conectar a Messi con el juego. Higuaín tiene opciones de jugar en lugar del Kun. El mundo espera a Leo.

Nigeria sorprendió a Islandia, dándole el balón y saliendo a la contra. Le funcionó el sistema con tres centrales y Obi-Mikel por detrás de Musa e Iheanacho. Ahmed Musa fue la estrella del partido. Hizo dos goles, el primero tras un control prodigioso, y fue una pesadilla constante al espacio para los centrales islandeses. Imagino que hoy repetirá la misma fórmula ante Argentina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La última vez

25 de junio de 1994. Foxboro Stadium de Boston. “Caniiii, Caniii, Caniii”, gritaba Maradona con los brazos en jarra, mientras disimulaba con el resto del cuerpo, instantes antes de lanzar una falta a favor de Argentina. El Cani le escuchó y arrancó, antes que Diego tocase el balón con suavidad al espacio. La pelota quedó muerta delante del pájaro, que soltó un disparo de rosca perfecto, a la escuadra izquierda de Rufai. Significó el empate a uno. El propio Caniggia marcó el segundo. Ayer hizo 24 años. Fue el último partido de Diego Armando Maradona en un Mundial y la última victoria de Argentina en aquel campeonato. Tras el partido llegó el control anti-doping y el positivo por efedrina. Ya sin Diego, Argentina cayó ante Bulgaria en el tercer partido del grupo y ante Rumanía en octavos. El equipo se hundió anímicamente, sin Maradona. La Argentina del 94 era un equipazo. Los Ruggeri, Simeone, Redondo, Batistusta, Caniggia o Balbo, estaban capacitados para levantar la Copa, pero perdieron a su líder dentro y fuera de la hierba. Volvieron para casa con la terrible sensación de pudo ser y no fue

El sueño continúa

Croacia se juega ser primero o segundo, ya con la clasificación asegurada y un rosario de jugadores apercibidos, que descansarán hoy de inicio. Mandzukic, Rebic, Vrsalijko, Brozovic y Rakitic no serán de la partida. También podrían descansar el portero Subasic y Luka Modric.

Islandia sigue inmersa en un sueño, que no tiene visos de concluir. Sigue sin sonar el despertador para los de Heimir Hallgrimsson. Volverá el zurdo Johan Berg Gudmunsson al once, tras superar sus molestias. El del Burnley es un jugador clave, a pie cambiado en la derecha. El resto serán los habituales. Las cuentas son claras, necesita ganar y si también lo hace Argentina, mantener el gol que lleva de ventaja actualmente.

 

Mi desván del Mundial. Día 12

Iniesta

Llega la hora de la verdad. En España andamos con el debate a cuestas de los descansos a Iniesta. Se juntan varios factores, su edad, un final de temporada con el Barça campeón, dónde le rindieron un homenaje merecido y eterno, y la vuelta a la competición. No es fácil para un jugador veterano. Sigue siendo decisivo, la jugada del gol de Costa ante Irán lo deja claro. Es clave administrarle bien.  Las características actuales del juego de España no ayudan. La selección es un equipo más largo que antaño, los interiores están obligados a mucho ida y vuelta y lógicamente Iniesta y Silva, los interiores, sufren. Este argumento sirve para Busquets.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enfrente estará Marruecos. Una selección con mucho más juego que puntos en este Mundial. Un mal compañero de viaje. No será un partido fácil. Los de Hervé Renard no tienen mucho gol. Ni Boutaib, el nueve habitual de Renard, ni El Kaabi, que asombró en la CHAN (Copa de África para jugadores que jueguen sólo en el continente africano), han encontrado la red contraria. Sin embargo y por detrás del punta, los Amrabat, Belhanda y Ziyech, son una amenaza más que suficiente para tomarse el partido muy en serio. Si Renard decide dar descansos y jugar con la unidad B, sería más sencillo para España.

El gran día de Míchel

España disputó la fase de clasificación para el Mundial de Italia jugando un 4-4-2 de manual. Se clasificó con brillantez para el torneo. El partido del estreno, ante Uruguay en Udine, se saldó con empate a cero y unas sensaciones horribles. Rubén Sosa envió un penalti a las nubes. Pudo ser peor. La presión de un sector de la prensa sobre Luis Suárez, el seleccionador nacional, fue irrespirable. Se acusó a varios jugadores de intervenir en sus decisiones. El segundo partido fue ante Corea del Sur, también en Udine. España cambió el sistema y formó con tres centrales. Entró Górriz, junto a Sanchís y Andrinúa. Ya se mantendría hasta el final del campeonato, así. Míchel firmó tres goles. Tras el tercero gritó el famoso “Me lo merezco”. Fue un grito que salía del alma, en defensa propia y de sus compañeros. Después llegó la victoria ante Bélgica y la derrota ante Yugoslavia, en octavos de final. Otra vez nos fuimos a casa tras firmar el mejor partido del Mundial. Una derrota de otros tiempos. De otra España.

Cristiano vs Queiroz

A la misma hora se juega el Portugal v Irán. Los de Carlos Queiroz han dado muestras de su potencial en este Mundial. Irán defiende bien, físicamente están como motos y tienen capacidad para dañar a la contra. El planteamiento iraní no diferirá en exceso de lo visto ante España. Queiroz prescindió de Masoud, más técnico, para formar un mediocampo de mucho trabajo en el que formaron juntos Ebrahimi y Ezatolahi, dos mediocentros defensivos en un mediocampo de tres hombres. El otro interior podría ser para Amiri. Ansarifard puede dejar la banda derecha para jugar por detrás de Azmoun y Taremi.

No le acabó de funcionar a Fernando Santos la posición de Joao Mario, tirado a la izquierda, ante Marruecos. Se iba al medio y Guedes, acompañante de Cristiano arriba, no llegaba a tapar en la banda. Por allí encontró Nordin Amarabat su pradera particular. Tiene opciones de inicio, André Silva. Se caería Guedes del once. Aunque el talento, en el uno para uno, del jugador del Valencia, podría ser clave para encontrar la llave del cerrojo iraní. Difícil decisión.

Ignasevich, Cherysev y Golovin

A las 16:00 comienza a decidirse el Grupo A. Uruguay y Rusia se juegan el primer puesto. El empate le sirve a los rusos. Los onces son una incógnita, aunque nadie parece decidido a dar demasiados descansos. Hemos visto dos versiones de Uruguay en este campeonato. Una más atrevida en el debut ante Egipto, con Nández y De Arrascaeta en los costados. Y otra, más en la línea de la última década del fútbol charrúa, con Carlos Sánchez y Cebolla Rodríguez en banda. Un 4-4-2 que replegó en campo propio y salió a la contra, ante los saudíes.

Rusia está siendo una de las sensaciones del torneo. Un equipo que golea y juega muy alegre. El fútbol es caprichoso a veces. Las lesiones de los centrales, Vasin y Dzhikiya, obligó a repescar al veterano Ignasevich. La lesión de Dzagoev ante Arabia Saudí, obligó a centrar la posición de Golovin y dar entrada a Cherysev en banda izquierda. Estas circunstancias le han sentado de maravilla a la selección de Stanislav Cherchesov.

Ghiggia congeló Maracaná

16 de julio de 1950.  Brasil, de blanco, disputa la final de su Mundial ante Uruguay, delante de 173.850 espectadores. Friaca adelantó al anfitrión en el marcador. Maracaná era una fiesta. Uruguay se rebeló. El partido fue cambiando las tornas. El conjunto charrúa comenzó a llegar a la portería de Barbosa. Schiaffino empató el partido. Brasil se atascó, cada vez fue jugando peor. Encogido, acogotado, bajo una gran presión. A once minutos del final, Alcides Ghiggia se escapó por la derecha y su disparo, al palo corto, casi de puntera, sorprendió a Barbosa. Supuso el 2-1. El segundo Mundial para Uruguay. Una derrota que movió los cimientos del fútbol brasileño y de un país entero. Un drama para unos, una heroicidad para los otros.

El Hadary tiene una cita con la historia

Arabia Saudí y Egipto se despiden del torneo. Mo Salah, si juega, intentará hacer un gran partido en su adiós al Mundial. Es posible que juegue de inicio El Hadary, guardameta egipcio. Si lo hace, se convertirá en el futbolista más veterano en jugar en una Copa del Mundo, a sus 45 años. Batiendo el récord del colombiano Faryd Camilo Mondragón, en el Mundial de Brasil 2014, con 43. Les sigue el camerunés Roger Milla con 42, fue durante el Mundial de EEUU en 1994.

Mi desván de Mundial. Día 11

Verticalidad al poder

Vuelve a escena Inglaterra. La selección de Gareth Southgate es un equipo de una sola dirección. Compuesta por futbolista muy verticales de mediocampo en adelante, dos interiores que son jugadores de ataque, no centrocampistas, y arriba una de las estrellas del Mundial. Eso es Harry Kane. Mucho más que un buen delantero, es un gran jugador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los problemas de Inglaterra vienen cuando hay que cambiar de registro. No sabe ni puede administrar el balón si va ganando, ni goza de la paciencia necesaria si necesita un gol. Están garantizadas las emociones fuertes. Entrará Loftus-Cheek como interior izquierdo en sustitución de Dele Alli, tocado, y es muy posible, si no hay cambio de última hora, la presencia de Marcus Rashford, arriba, junto a Harry Kane. Sterling hizo una primera media hora muy buena ante Túnez, moviéndose mucho, generando ventajas a los interiores, Lingard y Alli. Hoy le toca el turno a Rashford. A mí me gusta más arrancando desde la izquierda, aunque hará las veces de segundo punta.

Enfrente estará Panamá. No tuvo opciones ante Bélgica. Aguantó hasta el primer gol belga. La lesión de Alberto Quintero, previa al torneo, privó a los del Bolillo Gómez de contar con su jugador más desequilibrante. Parece que repetirá equipo el técnico colombiano con un sólo medio de contención, Gabriel Gómez, el buen hacer de Bárcenas en la derecha y arriba con el veterano, Blas Pérez.

Bryan Robson en San Mamés

Minuto 1. Saque de banda a favor de Inglaterra, a dos metros del banderín de córner, por la banda derecha del ataque inglés. Steve Coppel la puso en largo, el central Terry Butcher peinó hacia atrás y Bryan Robson enganchó un remate, con la izquierda, que batió a Ettori. En ese momento, Inglaterra ya iba ganando en su estreno mundialista ante Francia. En un escenario idílico, el viejo San Mamés. Inglaterra ganó 3-1 aquel partido bajo un calor de justicia. No fue un gran Mundial para los ingleses el del 82, pese a los buenos presagios en su estreno. Sus dos grandes estrellas, Trevor Brooking y Kevin Keegan, llegaron tocados al torneo. Inglaterra cayó en la fase de cuartos de final, coincidiendo con España y Alemania Federal en el grupo, pero se comenzó a gestar un buen equipo, de la mano de Ron Greenwood. Lo demostrarían cuatro y ocho años después, respectivamente, en México 86 e Italia 90, ya con Bobby Robson en el banco.

A una victoria del cielo

Japón y Senegal están a una victoria de colarse en octavos de final del Mundial. Ambas ganaron en la primera jornada y hoy se enfrentan. Japón hizo un gran segundo tiempo ante Colombia. Con un hombre más, y la paciencia necesaria para terminar ganando el partido. Akira Nishino, técnico nipón, ha cambiado el equipo en dos meses. Le ha dado el mando de las operaciones a Gaku Shibasaki en el mediocampo, junto a Hasebe. Arriba, Yuya Osako las pelea todas convirtiéndose en una pesadilla para los centrales contrarios. Hoy tendrá una dura prueba con la pareja Sané-Koulibaly. El equipo progresa tocando, incorporando los laterales, Hiroki Sakai y Nagatomo, que hicieron un partidazo ante los colombianos, y con Inui haciendo diabluras, armando fútbol desde la izquierda hacia dentro.

Los de Aliou Cissé plantearon muy bien el partido ante Polonia en su estreno. En teoría juegan un 4-2-4 con un riesgo terrible de partirse, formando juntos Sarr y Mané en los costados, Niang y Diouf, arriba. Los encargados de sujetar el equipo son los dos mediocentros, N’Diaye y Gueyé. Sorprendió la ausencia de Kouyaté de inicio. Senegal juntó las líneas en campo propio y le dio la pelota a Polonia para fulminarle a la contra. Probablemente es la única forma viable de tener éxito con esa apuesta. Hoy tendrán enfrente un equipo que trata muy bien el balón como Japón. Si mantiene la idea de jugar con cuatro delanteros, tendrá que ser igual de disciplinada en el retorno y contención. De no hacerlo, lo puede pagar muy caro.

Papa Bouba Diop 

31 de mayo de 2002. Estadio Mundialista de Seúl.

Francia llegó como vigente campeón al Mundial de Japón y Corea 2002. Con Zidane tocado, pero un equipo que había sido campeón de Europa dos años antes y en pleno esplendor de la mayoría de sus jugadores. Estaban en la edad ideal. El batacazo fue de órdago a la grande. En el estreno se enfrentó a Senegal. Era la primera vez que la selección africana se clasificaba para un Mundial. Minuto 30′ de partido. Djorkaeff se duerme en mediocampo y Fadiga se la roba, la pelota le cae a El Hadji Diouf que se va en velocidad, sobrepasó a Leboeuf como si fuera un niño y puso un centro que Papa Bouba Diop envió a la red a la segunda, tras ganar la acción a Petit.

Senegal derrotó al campeón en su estreno en un Mundial. Un hito histórico. Alcanzó los cuartos de final, cayendo ante Turquía, con Alou Cissé, actual técnico, como capitán del equipo, y se ganó el respeto del mundo entero.

Una derrota más y a casa

Cierran la jornada Polonia y Colombia sin margen de error. La que pierda se va a casa. Polonia decepcionó en su estreno. Fue un equipo sin ideas, con Zielinski en el doble pivote, muy lejos del área contraria, y con un Milik intrascendente, por detrás de Lewandowski. Una selección plana, que no mejoró con el cambio de dibujo en la segunda parte, cuando Nawalka pasó a tres centrales y centró la posición de Grosicki. El retorno de Glik al centro de la zaga debería ser una garantía. Es posible que entre Goralski, el mediocentro del Ludogorets,  junto a Krychowiak en medio y eso nos permita ver la mejor versión de Zielinski por delante, más cerca del área rival, donde hace daño de verdad.

Colombia se quedó con diez muy pronto ante Japón y tuvo una gran reacción. Pekerman dio entrada a Wilmer Barrios, el mediocentro de Boca, mandó a Quintero a la derecha y acabó el primer tiempo empatando el partido y siendo mejor que Japón. Después el buen hacer japonés con el balón terminó por hacer efecto y Colombia se agotó. James no ha llegado bien físicamente, fue suplente de inicio en el estreno. Hoy será titular. También tiene opciones Muriel para entrar por Izquierdo en banda. Arriba, jugará el Tigre Falcao, se le vio bien ante Japón pese a jugar en inferioridad. Pinta precioso el partido. Ya no hay red.

 

 

Mi desván del Mundial. Día 10

Lukaku al mando

Bélgica ganó a Panamá firmando una segunda parte contundente. Cuando puede correr, el conjunto de Roberto Martínez es demoledor. Sigue dejando alguna duda en la zona de creación. Le falta un futbolista que active todo el talento que tiene por delante. Es un problema recurrente en muchas selecciones de este Mundial. En el sistema de tres centrales y dos carrileros, Ferreira-Carrasco es el carrilero izquierdo. Sufrió ante Panamá y ante rivales más fuertes, es previsible que sufra más aún. No descartaría algún cambio de dibujo con Vertonghen como lateral izquierdo, durante el torneo. Así acabó ante Panamá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Romelu Lukaku ha llegado como un avión al campeonato. Por detrás suyo, Bélgica junta a Dries Mertens, Eden Hazard y Kevin De Bruyne. Canela en rama. Una victoria belga este mediodía garantizaría el pase de los Diablos Rojos a los octavos de final.

Enfrente estará Túnez. Perdió ante Inglaterra en el estreno in extremis. Comenzó defendiendo muy mal, raro en ellos, porque es la selección africana que mejor defiende del torneo, y acabó haciendo sufrir a Inglaterra. Será interesante ver a Sliti a la espalda de Carrasco, si ambos juegan como extremo derecho y carrilero izquierdo, respectivamente. Destaca el buen hacer del mediocentro, Skhiri, y el polivalente Fakhreddine Ben Youssef, dos de los mejores ante Inglaterra. Este último también podría jugar en la derecha. Ahí es un puñal.

Platt puso fin al sueño belga

26 de junio de 1990. Estadio Renato Dall’ Ara. Bolonia.

Corría el minuto 119′ del partido de octavos de final del Mundial de Italia 90, entre Bélgica e Inglaterra, cuando Paul Gascoigne arrancó de campo propio con una fuerza inusitada. Tras él, Eric Gerets. Los años no perdonan y Gerets terminó derribando a Gazza. A unos unos 10 metros de la frontal del área. Michel Preud’homme, leyenda belga en la portería y heredero de Jean Marie Pfaff, colocó la barrera y su defensa.

Gascoigne tiró de pizarra y colgó el balón. Franky Van der Elst se despistó y perdió su marca. David Platt cazó una volea a la media vuelta y batió a Preud’homme. En el último suspiro, a un minuto de una tanda de penaltis que prometía para Bélgica, Ahí se acabó el sueño de una generación que apuntó, sin dar, en las Eurocopas del 80 y 84 y los Mundiales del 82, 86 y 90. Ya quedaban pocos del comienzo de la década prodigiosa. Seguía el mito, Guy This, en el banquillo. Demostraron una capacidad inmensa para competir.

El partido de la confirmación

México dejó un primer tiempo memorable ante Alemania. Vela destrozó la espalda de Kroos y Khedira. Las transiciones de los de Osorio mandaron a la lona a los de Joachim Löw. Hoy juegan ante Corea del Sur. Osorio es una caja de sorpresas, podría repetir el once. Aunque Aquino y Tecatito Corona podrían tener opciones de inicio. Héctor Herrera viene de firmar un partido para el recuerdo ante Alemania. Él y Guardado parecen fijos en la sala de máquinas del Tri.

No le funcionó a Corea del Sur jugar con el gigantón Kim Shin-Wook (1,98 m) arriba, ante Suecia. Es posible que hoy veamos replegar a los de Shin Tae-Yong y buscar la contra con la velocidad al espacio de Hwang Hee-Chan y el talento en conducción de Heung Min-Son. Los mejores minutos de los coreanos ante Suecia fue cuando coincidieron en el campo, Lee Seung-Woo y Ki Sung Yueng. Veremos si el técnico se atreve de inicio con ambos.

Hong Myung Bo vs Iker Casillas

Las tropelias de Al-Ghandour y sus linieres abocaron a España a la tanda de penaltis, ante Corea del Sur, en los cuartos de final del Mundial 2002. Ya en en la tanda, falló Joaquín. Llegó la hora del lanzamiento decisivo. El encargado de golpear es un mito viviente del fútbol de la República de Corea, Hong Myung-Bo. 135 veces internacional, disputó 4 Mundiales, 90, 94, 98 y 2002. Fue un central de jerarquía y buena salida de balón. Una de las claves de aquella Corea del Sur. Es cierto que la ayudaron los árbitros, pero corría a destajo y estaba bien organizada por el neerlandés, Guus Hiddink. Batió a Casillas y los surcoreanos se metieron en semifinales de su torneo. Allí les esperaba, Michael Ballack.

Cara o cruz

Alemania tiene el primer match ball en el segundo partido del Mundial. El arreón final ante México, con 20′ minutos colosales de Toni Kroos al mando, no sirvieron para empatar el partido. Hoy sólo le sirve ganar ante Suecia, para no verse al borde la eliminación en la primera fase. Es el síndrome del campeón anterior. Lo sufrió España en Brasil hace cuatro años. Löw duda entre Reus y Draxler por un puesto en el once. Hummels es baja y entrará Niklas Süle, junto a Jerome Boateng, en el centro de la zaga. El regreso de Jonas Héctor al lateral izquierdo y la duda entre Mario Gómez y Werner arriba, inundan el ambiente.

Enfrente estará Suecia. Una selección con mucho orden y poco talento, liderada por Andreas Granqvist en el centro de la zaga. Hoy recupera a su lado a Lindelöf, ausente por gripe ante Corea del Sur. La generación campeona de Europa Sub 21, en 2015, en la República Checa, no acaba de dar el salto a la absoluta. Sólo el lateral izquierdo Augustinsson y el propio Lindelöf, tienen peso en el once. Esta Suecia, post-Ibra, se ampara en la disciplina defensiva y el buen hacer arriba de la pareja de veteranos ilustres, Berg y Toivonen. El talento depende de Emil Forsberg, muy apagado en el estreno. Él debe capitanear, partiendo desde la izquierda, las acometidas suecas.

 

 

Mi desván del Mundial. Día 9

Las dudas de Tite

Abre la jornada Brasil. Dejó 25’ minutos  muy buenos en su estreno ante Suiza. Después reguló y lo pagó caro. Suiza es un buen equipo, serio, y ordenado. Encontró el empate y supo maniatar a una canarinha justita en la generación de fútbol. Neymar anda lejos de su mejor nivel, aún. Le cosieron a patadas, por cierto. Fagner por Danilo, en el lateral derecho, parece el único que cambio que introducirá Tite ante Costa Rica. El otro cambio es devolver la capitanía a Thiago Silva. Coutinho seguirá como interior. Pienso que es un acierto. Los últimos éxitos de Brasil en los Mundiales llegaron con centros de campo de hormigón y delanteras de seda. Lo ideal es un equilibrio. Coutinho es fundamental para que Brasil genere fútbol.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Costa Rica cayó en su estreno. Han pasado cuatro años desde su gran Mundial en Brasil. Pero la sensación es que hace mucho más tiempo. Keylor fue el mejor ante Serbia, pero no parece suficiente. El equipo perdió solidez y velocidad en defensa. Volverá Bryan Oviedo como carrilero izquierdo. Arriba dependen del talento de Bryan Ruiz, ya veterano y con menos chispa, y la electricidad de Joel Campbell. No fue titular ante Serbia. Hoy se le espera, veremos si está, porque su inclusión en el once no es segura.

Mazinho por Raí

Brasil acabó la fase de grupos del Mundial de EEUU con dos victorias y un empate, seis goles a favor y uno en contra. Dunga y Mauro Silva trabajan a destajo en mediocampo y por delante Raí, mediapunta del Sao Paulo y hermano del gran Socrátes, un jugador lento y de mucha calidad, era el abastecedor de Bebeto y Romario.

Una duda rondaba la cabeza de Parreira, seleccionador brasileño. Los contrarios llegaban mucho a la espalda de Jorginho, el lateral derecho que volaba en sus incorporaciones al ataque. En octavos esperaba el anfitrión, EEUU. Parreira prescindió de Raí y dio entrada a Mazinho. Junto a Mauro Silva y Dunga formaron el mejor trivote de la historia. Mazinho deslumbró después en Valencia y Vigo. En el resto del Mundial hizo de guardaespaldas de Jorginho. El final del campeonato no hace falta que os lo cuente.

El objetivo de agrandar la leyenda

Nigeria hará varios cambios en el once. La derrota ante Croacia no le permite tropezar nuevamente. Podrían entrar el lateral izquierdo, Echiejile, el mediocentro Onazi y el extremo izquierdo del Crotone, Simi Nwanko, en el once. Arriba puede optar por mantener a Ighalo o jugar la baza de la velocidad al espacio con Musa. Nigeria hizo una fase de clasificación magnífica, dejando atrás a Zambia, Camerún y Argelia, aunque decepcionó en su estreno en este Mundial.

No hace tanto que Islandia era la cenicienta de los grupos europeos de clasificación para Eurocopas y Mundiales. Hoy juegan un partido decisivo en un Mundial ante Nigeria. Sus señas de identidad están muy claras. Un 4-4-2 militarizado, difícil de rebasar para el rival, dos extremos a pierna cambiada, Gudmundsson, tocado y duda para hoy, y Bjarnasson, que trabajan la banda de maravilla. (Gislason tiene opciones de entrar en el once por Gudmundsson). Y el talento de Gylfi Sigurdsson, estandarte de esta generación. Ya apuntaba a ello en la Europa Sub 21 de 2011, en Dinamarca, la que ganó la España dirigida por Luis Milla. En su mano, la posibilidad de apear del camino a Argentina. Una victoria ante Nigeria agrandaría su leyenda metiendo pie y medio en octavos de final.

El zapatazo de Oliseh

La Beaujoire, Nantes. 13 de junio de 1998. Corría el minuto 77’ del estreno mundialista de Nigeria en Francia 98. El rival, la selección española. El marcador reflejaba empate a dos. Fue un partido de alternativas constantes, poco control y marcado por el error de Zubizarreta en la jugada del 2-2.

Un balón muerto en la frontal del área lo empalmó Sunday Oliseh para batir de nuevo a Zubi y dar la victoria a Nigeria. Bora Milutinovic daba saltos de alegría en el banquillo de las Águilas verdes. Los Rufai, Babayaro, Taribo West, Finidi, Mutiu y compañía, habían apuntado maneras en el Mundial 94, asombraron al mundo en los Juegos de Atlanta, dos años después, y cerraron el círculo en el Mundial de Francia. En octavos se cruzó Dinamarca, poniendo el cierre a la mejor generación de la historia del fútbol nigeriano.

Los chicos de Kolarov

Un misil tierra-aire de Kolarov batió a Keylor Navas y dio los primeros tres puntos a Serbia en el Mundial. Otra victoria ante Suiza significaría el pasaporte a los octavos de final. No hicieron un gran partido ante Costa Rica, pero apuntaron mimbres para concebir esperanzas de llegar a la segunda fase. El central de la Fiore, Milenkovic, y el delantero, Mitrovic, rayaron a un gran nivel. Merece la pena esperar a Milinkovic-Savic. Ante los ticos jugó en la mediapunta y él rinde mejor como en la Lazio, de interior izquierdo, con metros por delante para explotar su zancada. Es un jugador potente y elegante a la vez. Veremos que decide hoy el seleccionador, Mladen Krstajic.

Vladimir Petkovic, seleccionador suizo, podría repetir el once del estreno ante Brasil. A Suiza le falta un gran “9”. Tiene opciones de jugar Embolo arriba por Seferovic. No es delantero centro, aunque en el Schalke ha jugado alguna vez arriba. La mejora defensiva, gracias a la pareja Schär-Akanji, y el orden que impera sobre la hierba, son garantías para competir bien durante todo el Mundial.

Mi desván del Mundial. Día 8

Hoy comemos con Eriksen

Dinamarca y Australia abren en la jornada mundialista en un partido sin red para los aussies. La derrota ante Francia les obliga a puntuar para seguir con vida.

Australia es la vigente campeona de Asia. Tiene buena dupla de centrocampistas:

  • Jedinak aporta trabajo y buen disparo.
  • Mooy tiene un desplazamiento en largo extraordinario.

Pero tienen problemas para que su mediapunta, Rogic, reciba con comodidad. Dinamarca no jugó bien ante Perú. Ganó, pero los de Gareca fueron superiores en casi todo. No podrá contar con el mediocentro Kvist, lesionado. Le suplirá Lasse Schone, acostumbrado ya en el Ajax a jugar ahí en los últimos años. Uno de los mejores lanzadores de falta del Mundial.

La despedida de los Laudrup

Michael Laudrup se perdió la Eurocopa del 92 por desavenencias con el técnico, Richard Möller- Nielsen. Una competición que terminó ganando Dinamarca sin su buque insignia. Acudió como invitada por la expulsión de Yugoslavia, ya en los albores de la guerra. Laudrup volvió a la selección un año después. Bakero, con su empujón sutil a Schmeichel padre, y Fernando Hierro,  de cabeza, le privaron de jugar el Mundial 94 en EEUU.

Cuando llegó el Mundial 98, Laudrup ya jugaba en Ajax y tenía 34 años. Venía ya de vuelta tras  jugar en Japón, cuando dejó el Real Madrid. Firmó un gran año en el Amsterdam Arena y acudió al Mundial. No pudo tener una despedida mejor del fútbol. Un pase de ensueño, marca de la casa, a Ebbe Sand ante Nigeria en octavos y un partido para el recuerdo, ante Brasil,  en cuartos. Junto a su hermano Brian tuvieron en jaque a la canarinha. Derrota final por 3-2, pero se fue con el reconocimiento del mundo entero. Un  jugador inolvidable.

Duelo de estilos

Francia y Perú se enfrentan en un partido que supone un duelo de estilos muy claro.  La verticalidad extrema de la selección concebida por Didier Deschamps para este Mundial contra el estilo de toque de Perú. Dejó una gran imagen ante Dinamarca pese a perder.

Es posible que Deschamps mantenga el 4-3-3, pero con Olivier Giroud, arriba. El punta galo fija los centrales, juega bien de espaldas y beneficia con ello a Griezmann y Mbappé. Se caería del once, Dembelé.

Francia no tiene mucha imaginación en mediocampo. Por el contrario sí maneja grandes llegadores y Giroud puede dar sentido a todo haciendo de ancla en la punta de ataque.

Perú representa los valores del fútbol sudamericano de siempre. Una selección de un nivel técnico muy alto. Con Cueva en la mediapunta, tras hacer un partidazo ante los daneses, pese a fallar un penalti. Y con Carrillo en banda, un diablo para cualquier lateral.

Si Guerrero juega de inicio, la foquita Farfán se tirará a un costado. Gareca ha utilizado a Farfán como falso nueve en ausencia de Guerrero. Lo hizo también ante Dinamarca de inicio.

El gol de Cubillas a Escocia

3 de junio de 1978, Córdoba, Argentina. Corría el minuto 77’ del partido de la primera fase  del Mundial entre Escocia y Perú. Perú ganaba 2-1 y el árbitro, el sueco Eriksson,  pitó una falta en la frontal del área a favor de los peruanos, ligeramente escorada hacia la izquierda, más para un diestro.

Munante, el “7” peruano, se perfiló para lanzar. Tras unos instantes de pausa, pasó por encima y el Nene Cubillas sorprendió con un lanzamiento inverosímil, con el exterior del pie derecho, salvando la barrera por fuera y batiendo a Rough. Ese gol está en la historia de la Copa del Mundo.

Cara o cruz

Argentina se juega todo a un partido y el rival es un mal compañero de viaje. Croacia no enamora, pero viene de ganar con solvencia a Nigeria y sabe a lo que juega. En los últimos días ha sido noticia la expulsión del equipo nacional de Kalinic. El delantero del Milan no era titular y no es una baja tan sensible como puede parecer a priori. Dalic está jugando con Modric muy cerca de Mandzukic. Eso libera al madridista de trabajo defensivo. Físicamente da la sensación que ha llegado justo al Mundial. Con Rakitic asumiendo funciones de organizador y Perisic haciendo diabluras por banda izquierda. Lo puede atestiguar España en la última Eurocopa. Croacia es un rival de tronío para la albiceleste.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sampaoli cambiará el dibujo. Jugará con tres centrales y dos carrileros, prescindirá de Rojo, Biglia y Di María. A ver si puede dar entrada a Pavón. Eso supondría verticalidad y desborde en auxilio de Messi. Pero con el sistema de tres centrales y dos carrileros que ocupen toda la banda, quizá quede fuera. Argentina no produce juego en mediocampo, no consigue activar a Leo.  Aún está a tiempo de todo pasando la prueba de hoy, claro. La solución, desde las 20:00 de la tarde a orillas del Volga, en el Nizhni Nóvgorod.

Mi desván del Mundial. Día 7

Derribar el fortín

Hoy vuelve España. Irán no es un rival fácil, ya mostró sus credenciales ante Marruecos. El conjunto de Carlos Queiroz se ordena bien en defensa, es un equipo disciplinado, junta bien sus líneas y tiene jugadores arriba que rinden a buen nivel en Europa. Es baja el mediocentro defensivo, reconvertido a central, Cheshmi. Ya tendrá disponible al mediocentro defensivo habitual, Ezatolahi, aunque Queiroz duda entre él y Ebrahimi. Firmó un partidazo ante Marruecos como pivote defensivo. A su lado un viejo conocido de Osasuna y Las Palmas es el encargado de mover los hilos, Masoud Shojaei.

En la derecha juega Alireza Jahanbaskhsh, máximo goleador de la liga holandesa con el AZ. Un futbolista de  zancada portentosa. En punta, Azmoun. El delantero del Rubin Kazan es muy bueno a nivel de movimientos. Piqué y Ramos deberán estar muy atentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fernando Hierro mantiene la confianza en David de Gea. Las dudas estriban en añadir o no un extremo al once. La idea es que ayude a derribar el fuerte iraní. Podría entrar Lucas Vázquez en la derecha, jugar Isco de interior y prescindir de Koke. El posible retorno de Dani Carvajal es otra de las incógnitas. El resto del once será idéntico al del empate a tres ante Portugal. Arriba jugará un Diego Costa en estado de gracia.

El partido de los ramos de flores

Irán y EEUU se obsequiaron mutuamente con ramos de flores, antes del comienzo de su enfrentamiento en el Mundial de Francia 98. El clima político era irrespirable y fue un gesto de buena voluntad que aún se recuerda. Sobre la hierba de Gerland, en Lyon, se vivió un partido histórico. Los goles de Estili y Mahdavikia permitieron derrotar a EEUU por un tanto a dos. Ambas quedaron fuera del Mundial, pero fue un partido cargado de simbología, dentro y fuera del terreno de juego.

A un paso de octavos

Uruguay está a una victoria, ante el rival más débil del Mundial, de certificar el pase a octavos de final y jugarse la primera plaza en el último partido del grupo ante Rusia. Tabárez se piensa dar entrada en el once al Cebolla Rodríguez en lugar de Giorgian De Arrascaeta, cerca de la banda izquierda. El Cebolla ya no es el jugador de banda que conocíamos, busca más jugar por dentro. Aunque no tiene la calidad ni visión de juego del jugador de Cruzeiro, un “10” diestro tirado al costado izquierdo. En los saudíes se la juega Pizzi. El equipo decepcionó ante Rusia y tendrá muy difícil puntuar ante Uruguay. Es una selección lenta y con muchos problemas defensivos.

Una fiera anda suelta

En Marruecos está decretado el estado de alarma. Hoy juega ante la Portugal de un Cristiano Ronaldo imperial. Cristiano es una fiera indomable. Su arrebato ante España supuso tres goles a favor de su selección. Esta Portugal tiene más calidad que la campeona de Europa hace dos veranos, pero no se entiende sin todo lo que aporta el “7”. El retorno de Joao Mario, cerca de una banda, puede ser la única novedad que introduzca hoy Fernando Santos.

Esperando a Ziyech

Marruecos no tiene otra opción que puntuar hoy. La derrota ante Irán le deja contra la espada y la pared. Si Nordin Amrabat recupera su puesto arriba, Dirar volvería al lateral derecho y Achraf se mantendría en el izquierdo. Harit, a sus 20 años,  fue el mejor ante Irán, pero no tiene su puesto asegurado en el once. Hoy el conjunto de Hervé Renard necesitará la mejor versión de Hakim Ziyech, muy desdibujado en el primer partido, si quiere puntuar y seguir con esperanzas de alcanzar la segunda fase.

El caso Saltillo

Portugal llegó a México 86 tras realizar una gran Eurocopa en 1984, pero todo se torció. Las bajas a última hora de Jordao y Chalana, por diferentes motivos, privaron al conjunto luso de dos jugadores clave. Sí estuvo Paulo Futre, por entonces jugador del Oporto, gran promesa del fútbol europeo a los 20 años. Los mismos que llevaba Portugal sin acudir a un Mundial. De Eusebio en 1966 a Futre en 1986.

Sin embargo, desde el primer día de concentración en México, nada sucedió según lo previsto. Los portugueses acudieron al Mundial un mes antes del comienzo del mismo y se hospedaron en el Hotel La Torre de la ciudad de Saltillo, apodado por ellos mismos como la Fortaleza, debido a la excesiva seguridad del recinto.

El conocido como “Caso Saltillo” estaba relacionado con un desacuerdo entre la Federación Portuguesa y los jugadores de la selección por la compensación que debían recibir los jugadores tras unas campañas publicitarias previas a la disputa del Mundial. Llegó la hora de concentrarse y el Presidente, Silva Resende, no acudió a la concentración. No quiso resolver el tema y se quedo con casi todo el porcentaje de los beneficios.

Se generó un clima irrespirable, los jugadores no estaban a gusto en el fuerte, donde según ellos estaban concentrados y además los campos de entrenamiento estaban en un estado pésimo. Los jugadores se unieron entre ellos pero el Mundial fue horrible. La victoria ante Inglaterra, con un golazo de Carlos Manuel, fue el preludio de dos derrotas, ante Polonia y Marruecos, que apearon a Portugal del torneo. Después llegaron las sanciones federativas y el final de una generación que pudo reinar y no fue.

 

 

 

 

 

Mi desván del Mundial. Día 6

Llegan James y Falcao

Debuta Colombia. La selección cafetera sufrió en la fase de clasificación. Fue 4ª en en el siempre difícil grupo de la Conmebol. Suele jugar un 4-2-3-1, dónde todos los galones recaen en James Rodríguez. El “10” llega tocado y es duda hasta el último momento, por unos inoportunos problemas musculares. A su alrededor tiene buenos jugadores. Pekerman dirige una escuadra poco imaginativa en mediocampo, con dos mediocentros de mucho trabajo, pero poco dotados para generar fútbol, Carlos Sánchez y Abel Aguilar. Opciones para Lerma también, si Pekerman quiere blindarse un poco más. Por banda tiene mucho peligro, Arias y Cuadrado en la derecha, Mojica y Muriel en la izquierda. Otra opción para la banda izquierda es Quintero, jugador de mucha calidad en su pierna izquierda. Y ojo con Izquierdo tras su gran temporada en el Brighton. Es una pena la lesión a última hora de Frank Fabra. El lateral izquierdo de Boca iba a ser titular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arriba, Radamel Falcao. Viene de hacer una gran temporada en el Mónaco y en forma es garantía de gol.  Si Colombia consigue ser menos previsible y dotar de un poco más velocidad y alegría al juego, será un rival muy peligroso.

Dudas en Japón

Enfrente estará Japón. Una selección muy disciplinada que llega en un mal momento. El nuevo técnico, el veterano Akira Nishino, llegó en abril y ha tenido muy poco tiempo. Sustituyó al bosnio Halidhozic, destituido por la Federación tras unos amistosos que dejaron dudas.  En los últimos partidos, ya con Nishino, derrota ante Suiza 2-0 y victoria 4-2 ante Paraguay. Viene jugando un 4-2-3-1. Decidió contar con Muto a última hora, tras su gran temporada en el Mainz, aunque el titular arriba será Yuya Osako, un agitador extraordinario en ataque. El orden en mediocampo depende de Hasebe y Yamaguchi. Está probando con Shibasaki por dentro, junto a unos de los dos. Si juega ahí, el equipo es mucho más creativo. Será importante la experiencia del lateral Nagatomo y el veterano mediapunta, Keisuke Honda, aunque imagino que entrará en las segundas partes. Eso y no cometer errores atrás, Japón es una selección blanda en defensa.

Una tarde de verano en San Siro

Cuando Freddy Rincón encaró a Bodo Illgner en el minuto 90′ del partido entre Alemania Federal y Colombia, el tiempo se paró. Fue el 19 de junio de 1990 en San Siro, durante el tercer partido de la fase de grupos para ambos. Rincón recibió de Valderrama, tras una jugada que define a toda una generación. Tocar y tocar en busca del espacio. Freddy lo encontró y batió por debajo de las piernas a Illgner. Aquel gol se gritó con estruendo en Colombia. La selección del Pacho Maturana se coló octavos de final. Fue la culminación de un sueño hecho realidad.

Lewandowski a escena

Polonia hizo una fase de clasificación magnífica. Es un equipo con dinamita arriba. Robert Lewandowski firmó 16 goles en la fase de clasificación. Los polacos hacen mucho daño en transición y tienen un culminador magnífico. Tiene carencias similares a muchas selecciones en este Mundial, sobre todo a la hora de armar juego, cuando tiene que atacar defensas cerradas. Sin embargo maneja una nómina extraordinaria de llegadores con Piotr Zielinski a la cabeza. Estos mimbres, la experiencia de Piszczek y Kuba y el poderío aéreo del central Glik, deberían garantizar un papel más que digno en el torneo.

La fiesta de Mané

Senegal reivindica la esencia del fútbol africano de siempre. Es un conjunto muy poderoso en el apartado físico, veloz y con jugadores de un nivel técnico muy alto como Sané. Cuentan con al menos un jugador de plenas garantías por línea: Koulibaly-Gueyé-Mané, y en el banquillo un técnico que sabe muy bien lo que es dar la campanada en un Mundial. Aliou Cissé era el capitán de la Senegal que doblegó a Francia en el partido inaugural del Mundial de Japón y Corea en 2002.

Polonia + Mundial = Lato

La exhibición de Jan Tomaszewski en Wembley, en otoño del 73, clasificó a Polonia para el Mundial 74. Inglaterra quedó fuera en gran medida por las soberbias paradas del guardameta polaco. Años después de aquel partido jugaría en el Hércules.

Ya en el Mundial, Polonia deslumbró. Su fútbol vistoso y veloz asombró al mundo y logró unas cifras mareantes: 12 goles marcados y sólo 3 encajados, con Szarmach y Lato al frente. Polonia tocaba en campo propio y aceleraba en campo rival. Fue un fútbol portentoso. En la segunda fase y tras brillar ante Suecia y Yugoslavia, llegó al derrota ante Alemania Occidental. Fue con un gol de Gerd Müller, bajo un diluvio impresionante en Frankfurt. El gol de Lato ante Brasil, su séptimo del campeonato, en el tercer y cuarto puesto, despidió un Mundial inolvidable para el fútbol polaco. Antes y después lograrían el oro olímpico en Múnich 72 y la plata en Montreal 76.

Arranca la 2ª jornada

Rusia y Egipto dan el pistoletazo de la salida a la 2ª jornada. Rusia goleó en la primera jornada a la débil, Arabia Saudí. En Rusia se espera un once idéntico al de la goleada a los saudíes, con la entrada obligada de Cherysev por el lesionado Dzagoev. Le funcionó de maravilla a Cherchesov centrar la posición de Golovin y darle todo el carril izquierdo a Cherysev. Imagino que hoy optará por esa fórmula de inicio.

En Egipto ansían el regreso de Mo Salah. Compitió muy bien ante Uruguay. Una inocente falta, cerca del córner, del lateral izquierdo Shafy, dio origen al gol de Giménez de cabeza, in-extremis. Con Salah todo es posible, en una selección donde destacó su pareja de mediocentros ante el conjunto charrúa, Elneny y Hamed estuvieron muy bien con y sin balón.