Mi desván de Mundial. Día 11

Verticalidad al poder

Vuelve a escena Inglaterra. La selección de Gareth Southgate es un equipo de una sola dirección. Compuesta por futbolista muy verticales de mediocampo en adelante, dos interiores que son jugadores de ataque, no centrocampistas, y arriba una de las estrellas del Mundial. Eso es Harry Kane. Mucho más que un buen delantero, es un gran jugador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los problemas de Inglaterra vienen cuando hay que cambiar de registro. No sabe ni puede administrar el balón si va ganando, ni goza de la paciencia necesaria si necesita un gol. Están garantizadas las emociones fuertes. Entrará Loftus-Cheek como interior izquierdo en sustitución de Dele Alli, tocado, y es muy posible, si no hay cambio de última hora, la presencia de Marcus Rashford, arriba, junto a Harry Kane. Sterling hizo una primera media hora muy buena ante Túnez, moviéndose mucho, generando ventajas a los interiores, Lingard y Alli. Hoy le toca el turno a Rashford. A mí me gusta más arrancando desde la izquierda, aunque hará las veces de segundo punta.

Enfrente estará Panamá. No tuvo opciones ante Bélgica. Aguantó hasta el primer gol belga. La lesión de Alberto Quintero, previa al torneo, privó a los del Bolillo Gómez de contar con su jugador más desequilibrante. Parece que repetirá equipo el técnico colombiano con un sólo medio de contención, Gabriel Gómez, el buen hacer de Bárcenas en la derecha y arriba con el veterano, Blas Pérez.

Bryan Robson en San Mamés

Minuto 1. Saque de banda a favor de Inglaterra, a dos metros del banderín de córner, por la banda derecha del ataque inglés. Steve Coppel la puso en largo, el central Terry Butcher peinó hacia atrás y Bryan Robson enganchó un remate, con la izquierda, que batió a Ettori. En ese momento, Inglaterra ya iba ganando en su estreno mundialista ante Francia. En un escenario idílico, el viejo San Mamés. Inglaterra ganó 3-1 aquel partido bajo un calor de justicia. No fue un gran Mundial para los ingleses el del 82, pese a los buenos presagios en su estreno. Sus dos grandes estrellas, Trevor Brooking y Kevin Keegan, llegaron tocados al torneo. Inglaterra cayó en la fase de cuartos de final, coincidiendo con España y Alemania Federal en el grupo, pero se comenzó a gestar un buen equipo, de la mano de Ron Greenwood. Lo demostrarían cuatro y ocho años después, respectivamente, en México 86 e Italia 90, ya con Bobby Robson en el banco.

A una victoria del cielo

Japón y Senegal están a una victoria de colarse en octavos de final del Mundial. Ambas ganaron en la primera jornada y hoy se enfrentan. Japón hizo un gran segundo tiempo ante Colombia. Con un hombre más, y la paciencia necesaria para terminar ganando el partido. Akira Nishino, técnico nipón, ha cambiado el equipo en dos meses. Le ha dado el mando de las operaciones a Gaku Shibasaki en el mediocampo, junto a Hasebe. Arriba, Yuya Osako las pelea todas convirtiéndose en una pesadilla para los centrales contrarios. Hoy tendrá una dura prueba con la pareja Sané-Koulibaly. El equipo progresa tocando, incorporando los laterales, Hiroki Sakai y Nagatomo, que hicieron un partidazo ante los colombianos, y con Inui haciendo diabluras, armando fútbol desde la izquierda hacia dentro.

Los de Aliou Cissé plantearon muy bien el partido ante Polonia en su estreno. En teoría juegan un 4-2-4 con un riesgo terrible de partirse, formando juntos Sarr y Mané en los costados, Niang y Diouf, arriba. Los encargados de sujetar el equipo son los dos mediocentros, N’Diaye y Gueyé. Sorprendió la ausencia de Kouyaté de inicio. Senegal juntó las líneas en campo propio y le dio la pelota a Polonia para fulminarle a la contra. Probablemente es la única forma viable de tener éxito con esa apuesta. Hoy tendrán enfrente un equipo que trata muy bien el balón como Japón. Si mantiene la idea de jugar con cuatro delanteros, tendrá que ser igual de disciplinada en el retorno y contención. De no hacerlo, lo puede pagar muy caro.

Papa Bouba Diop 

31 de mayo de 2002. Estadio Mundialista de Seúl.

Francia llegó como vigente campeón al Mundial de Japón y Corea 2002. Con Zidane tocado, pero un equipo que había sido campeón de Europa dos años antes y en pleno esplendor de la mayoría de sus jugadores. Estaban en la edad ideal. El batacazo fue de órdago a la grande. En el estreno se enfrentó a Senegal. Era la primera vez que la selección africana se clasificaba para un Mundial. Minuto 30′ de partido. Djorkaeff se duerme en mediocampo y Fadiga se la roba, la pelota le cae a El Hadji Diouf que se va en velocidad, sobrepasó a Leboeuf como si fuera un niño y puso un centro que Papa Bouba Diop envió a la red a la segunda, tras ganar la acción a Petit.

Senegal derrotó al campeón en su estreno en un Mundial. Un hito histórico. Alcanzó los cuartos de final, cayendo ante Turquía, con Alou Cissé, actual técnico, como capitán del equipo, y se ganó el respeto del mundo entero.

Una derrota más y a casa

Cierran la jornada Polonia y Colombia sin margen de error. La que pierda se va a casa. Polonia decepcionó en su estreno. Fue un equipo sin ideas, con Zielinski en el doble pivote, muy lejos del área contraria, y con un Milik intrascendente, por detrás de Lewandowski. Una selección plana, que no mejoró con el cambio de dibujo en la segunda parte, cuando Nawalka pasó a tres centrales y centró la posición de Grosicki. El retorno de Glik al centro de la zaga debería ser una garantía. Es posible que entre Goralski, el mediocentro del Ludogorets,  junto a Krychowiak en medio y eso nos permita ver la mejor versión de Zielinski por delante, más cerca del área rival, donde hace daño de verdad.

Colombia se quedó con diez muy pronto ante Japón y tuvo una gran reacción. Pekerman dio entrada a Wilmer Barrios, el mediocentro de Boca, mandó a Quintero a la derecha y acabó el primer tiempo empatando el partido y siendo mejor que Japón. Después el buen hacer japonés con el balón terminó por hacer efecto y Colombia se agotó. James no ha llegado bien físicamente, fue suplente de inicio en el estreno. Hoy será titular. También tiene opciones Muriel para entrar por Izquierdo en banda. Arriba, jugará el Tigre Falcao, se le vio bien ante Japón pese a jugar en inferioridad. Pinta precioso el partido. Ya no hay red.

 

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *