Mi desván del Mundial. Día 4.

Serbia está de vuelta

Costa Rica y Serbia abren la jornada del domingo. Serbia vuelve a un Mundial, 12 años después.  Lo hizo gracias a Slavoljub Muslin, despedido el pasado 30 de octubre. Le sustituyó el ex central internacional, Mladen Krstajic, ayudante de Muslin hasta entonces.  Decidió dar un paso adelante y otorgar la manija a Sergej Milinkovic-Savic. El jugador de la Lazio no contaba en exceso para Muslin y es clave para Krstajic. Capaz de jugar de interior ó segunda punta, aplicando su elegancia, calidad  y poderosa zancada, lidera una escuadra de mucho talento. Con varios jugadores campeones del mundo S20 en 2015, Serbia tiene mimbres para dar un susto a cualquiera.

A Costa Rica se le paró el reloj, da la sensación por los últimos amistosos que el tiempo ha caído como una losa en los ticos. La defensa es lenta, y  Joel Campbell y Brian Ruiz no terminan de dar el nivel que otrora tuvieron en ataque. Se amparan en su línea de cinco atrás, con Bryan Oviedo de vuelta como carrilero izquierdo, y en Keylor Navas,  para reverdecer viejos laureles. Parece difícil que repitan el extraordinario Mundial de Brasil hace cuatro años.

El expreso Medford

Génova, 20 de junio de 1990. Corría el minuto 87′ del partido entre Suecia y Costa Rica con empate a uno cuando Hernán Medford, que había entrado en el minuto 60′, arrancó en velocidad prácticamente desde campo propio para quedarse sólo y batir a Ravelli. Un gol histórico que llevo a los Conejo, Ronald González, Claudio Jara, Cayasso y compañía a los octavos de final del Mundial de Italia. Es historia del fútbol.

Debuta el campeón

Debuta Alemania. No hay quiniela mundialista que no incluya a los de Löw entre los máximos favoritos. No llegan en su mejor momento a tenor de los últimos amistosos. La decisión de Löw de prescindir de Sané, enturbió en cierto modo la concentración previa. Con Kroos y Khedira al mando una vez más, con Kimmich hecho un veterano de 23 años y con el regreso de Manuel Neuer, tras una temporada en blanco, los alemanes buscan su quinta corona.

Enfrente esta México. La selección de Juan Carlos Osorio. El colombiano es un entrenador extraordinario desde el punto de vista táctico. México debe pulir algunos despistes defensivos. De mediocampo en adelante rebosa talento e irrgularidad a partes iguales. Hirving Lozano viene de hacer una temporada fantástica en el PSV. Necesitara del acierto de un Chicharito, venido a menos, para marcar las diferencias de cara a gol. Rafa Márquez llegó a tiempo para disputar su quinto mundial, aunque no será titular. Leyenda viva del fútbol azteca.

Alemania y su leyenda

Uwe Seeler ante Argentina en el 58, Gerd Müller en la prórroga del inolvidable Italia – Alemania Federal del 70, Klaus Fischer en la prórroga del Francia – Alemania Federal del 82 y muchos más goles, antes y después, conforman la historia mundialista de la tetracampeona. Además de su actual poderío, Alemania cuenta con su merecida leyenda de no rendirse jamás en la mochila. No es poco bagaje.

Neymar al ruedo

Cierra la jornada Brasil ante Suiza. Los de Tité llegan probablemente como el máximo favorito. Desde Alemania 2006 no contaban con delanteros de primerísimo nivel como son Gabriel Jesús y Firmino, cada uno en su estilo. Con la duda de si Tité afrontará el Mundial con Coutinho de interior, dando entrada a Willian por delante y siendo más atrevido. U optará por la formula que le dio el éxito en la clasificación. También un 4-3-3 pero con interiores de trabajo y llegada como Paulinho y Renato Augusto o Fernadinho. La portería parece a buen recaudo con Alisson Becker, tras su gran campaña en la Roma. Lejos del jogo bonito, pero una selección sólida y mucha calidad, liderada por Neymar, camino de la sexta corona.

 

 

 

 

 

 

 

 

Enfrente estará Suiza. Una selección que jugó la respesca tras perder el último día en Lisboa. Había liderado el grupo de clasificación durante dos años. Petkovic cuenta con un grupo sólido. Es una selección muy ordenada. Mejor en defensa que antaño, gracias a la presencia de dos centrales como Fabian Schar y Manuel Akanji, en mediocampo la manija depende de Granit Xhaka y arriba, una vez más, Xerdan Shaqiri asumirá todo el protagonismo. Arrancando desde la derecha hacia dentro, será el termómetro de las opciones suizas en este Mundial.

Galvao lo cambió todo

Desde el Mundial de Italia 90, cuando Sebastiao Lazaroni decidió jugar con Mauro Galvao de hombre libre, Brasil cerró el capítulo del jogo bonito. Atrás quedó la selección del 70 y el 82. Los éxitos de Brasil en los últimos 25 años han llegado de la mano de selecciones con centros del campo muy aguerridos. El de más nivel en este periodo fue el que formaban Mauro Silva, Mazinho y Dunga en el 94, sin duda. En 2002 con Edmilson haciendo de libre o tercer mediocentro según el momento del partido. El fútbol moderno demandó un cambió y Brasil perdió romanticismo para poder competir.

 

 

 

 

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *