Algunos problemas tácticos tras la 1ª jornada en Inglaterra

Comenzó la Premier a falta del West Bromwich Albion – Manchester City de esta noche y hay varios aspectos tácticos relevantes que comentar en los partidos que han jugado los grandes en esta primera jornada. Por supuesto nunca pueden ser conclusiones definitivas, estamos a 10 de agosto, el mercado sigue abierto y los equipos no están ni a un 30% de su potencial.

Un United muy plano

Debutó el Manchester United en Old Trafford con victoria por un gol a cero ante los Spurs,  pero no convenció. Se puede observar una mejor organización defensiva a nivel colectivo pero el equipo tiene las líneas muy separadas en ataque, sobre todo entre su pareja de mediocentros y la línea de tres por delante. Para van Gaal parecen intocables de momento Michael Carrick y Morgan Schneiderlin. En ocasiones, cuando realizan una presión más alta, vemos a Carrick ir unos metros más arriba. Ambos son tácticamente buenos, pero a la hora de iniciar el juego su radio de acción se reduce. Carrick tiene un buen primer pase, magnífico, y firmó un buen partido también a nivel defensivo ante el Tottenham, pero Schneiderlin no es un jugador para dar continuidad, más bien es posicional. Por lo tanto la distancia entre ambos y la línea de tres por delante se hace muy larga. Mata en la derecha reduce su campo de acción, Depay jugó de “10” y no es un jugador asociativo, así que el equipo es muy previsible.

Bastian Schweinsteiger no parece la solución. Es veterano, cada vez juega en menos metros y aunque puede jugar más cerca de la banda, ya no es un jugador de ida y vuelta. Ander Herrera sí podría ser el futbolista para complementar bien a Carrick, bien a Schneiderlin, pero de momento parece que para van Gaal son intocables dos de los tres, entre Carrick, Schneiderlin y Schweinsteiger. De hecho, cuando entró Ander Herrera el pasado sábado lo hizo para jugar de “10”,  en la mediapunta. El técnico neerlandés prioriza ser un equipo más compacto aunque sea más rígido en ataque, veremos su evolución.

¿Le faltan recambios al Chelsea en mediocampo?

Matic – Cesc es una pareja de tronío, de eso no cabe ninguna duda. A Matic le falta un punto de destreza para filtrar el balón entre las líneas enemigas, pero abarca muchísimo campo y ejerce de señor feudal inabordable, cuando le toca defender en inferioridad, en más de una ocasión. El problema viene si ambos no alcanzan su mejor versión, entonces parece que el Chelsea no tiene recambios de mucha calidad ahí. Cesc no estuvo fino ante el Swansea y en su mejor versión es un jugador sacrificado y con llegada, pero nunca un mediocentro posicional para iniciar el juego, al menos ya en esta fase de su carrera. Mourinho puede retrasar a Oscar, de hecho ya lo ha hecho alguna vez, pero el brasileño no es un jugador para mantener exigencias defensivas de un modo permanente.

El pasado sábado vimos en varias ocasiones a John Terry dirigirse vehementemente a ambos, Matic y Cesc, para que vigilasen su espalda, ya que por allí camparon a sus anchas Ki y Shelvey en alguna ocasión. Kurt Zouma tiene buen futuro, Obi Mikel nunca ha sido en el Chelsea el jugador que es con Nigeria y Ramíres puede jugar ahí, como emergencia, pero parece que no le vendría mal al Chelsea algún futbolista más en la zona de gestación del juego. En la mediapunta sí tiene más alternativas y de mucha calidad. Veremos si llega algún futbolista más de aquí al día treinta y uno.

Un Liverpool sin referencia

Fue un mal partido del Liverpool, en el que se llevó los tres puntos ante el Stoke gracias a un golazo de Coutinho, que no había hecho nada antes, pero que marcó un golazo que demuestra su enorme potencial, ahora le falta tener más regularidad. Tampoco le ayudó la carencia que tiene su equipo para llevar el balón con calidad a tres cuartos de campo.

Para nos ser menos que United y Chelsea, los reds también presentan problemas en la zona de creación. La pareja Henderson – Milner tiene trabajo y recorrido, incluso llegada, no mucho gol, pero sufren para elaborar y mantener el balón. Mejoró algo el equipo con la entrada de Can como pivote en la segunda parte, pasando ambos a la posición e interiores, pero tampoco parece una solución definitiva. El Liverpool carece de un medio centro posicional que le vendría como anillo al dedo para que las virtudes del resto de sus centrocampistas fueran más útiles.

Un Arsenal sin gol

El Arsenal tiene menos problemas en la zona ancha, Coquelin ya demostró el curso pasado tener solvencia suficiente para jugar como mediocentro defensivo, aunque funciona mejor ante equipos que le quiten el balón Arsenal, en un contexto de sacrificio y recuperación. Cuando los gunners tienen que llevar la iniciativa rinde peor, como pudimos ver ante el West Ham ayer. Arteta puede ser una opción mejor ante rivales del tipo de los Hammers. Al lado de ambos, Ramsey o Cazorla, cada uno en su estilo, son magníficos complementos.

Sí parece un problema mayor el gol. Olivier Giroud es un excelente delantero que hace muchísimas cosas bien. Su juego de espaldas es bueno, se mueve bien para generar espacios a la segunda línea y es una buena referencia para el juego aéreo, pero sus cifras goleadoras difieren de las de un delantero con el que aspirar definitivamente a la Premier. Aún quedan días para cerrar el mercado y no sería extraño que Wenger firmase algún delantero con más facilidad para el gol que Giroud.

Your email address will not be published. Required fields are marked *