Cristiano por encima de todo

Os dejo mi crónica del Real Madrid – Sevilla para Diario Fénix:

El Real Madrid se impuso al Sevilla por siete goles a tres en un partido de ida y vuelta frenético, especialmente en el segundo acto. La eficiencia de la defensas brilló por su ausencia y el protagonismo fue para los ataques, ahí tenía las de ganar el Madrid y desde ese punto de vista se explica mejor la goleada final.El galés Bale firmó su mejor partido con la blanca del Real MadridAncelotti permaneció fiel de inicio a su sistema 4-3-3. Illarramendi como mediocentro puro, Khedira e Isco como interiores. Los costados para los portentos físicos del Madrid, Bale y Cristiano, dejando arriba a Benzema. Los primeros veinte minutos del Madrid fueron francamente buenos con protagonismo especial para dos jugadores: Gareth Bale y Karim Benzema:

El galés entró con ganas y antes el del primer cuarto de hora de partido desplegó su cañón para colocar el uno a cero con una definición al alcance de muy pocos futbolistas. El francés firmó un primer tramo de partido para enseñar a los niños. Movilidad constante, facilidad para asociarse, especialmente con Isco y Marcelo cerca del costado izquierdo, y muy acertado en sus desmarques.

A la media hora el Madrid ganaba tres a cero con dos goles de Bale y uno de Cristiano de penalti, una pena máxima que no fue porque la falta de Fernando Navarro sobre Isco fue fuera del área.
¿Y el Sevilla? Pues el Sevilla no estaba jugando mal. Emery dispuso una zaga con tres centrales, Pareja, Carriço y Fernando Navarro, y dos laterales largos: Diogo Figueiras y Alberto Moreno. Mbia y Rakitic eran los encargados de tejer fútbol en la zona ancha dejando las medias puntas para Vitolo, que hizo estragos desde la izquierda hacia dentro, y Jairo. Arriba para el gol jugó Bacca.

El conjunto de Emery concedió atrás pero se desplegó bien arriba. En cinco minutos consiguió apretar de nuevo el partido. Primero, gracias a un penalti dudoso de Ramos sobre Figueiras que transformó Rakitic. Después gracias a una magnífica acción de Vitolo que se fue de Arbeloa,  Varane no llegó a tapar, cedió a Jairo y su pase atrás lo aprovechó Bacca.

El partido se fue al descanso tres a dos con una sensación que los sistemas defensivos hacían aguas. Lo que era una sensación se convirtió en una certeza al final del choque. El Madrid demostró una vez más en los primeros cuarenta y cinco minutos que se puede ir por delante en el marcador y no controlar el partido, pese a que los primeros veinte minutos habían sido magníficos.

Auténtica locura

Resumir la segunda parte es difícil. Fue una auténtica locura y en ella Cristiano adquirió un protagonismo especial. La segunda parte del portugués fue un despliegue de facultades. Firmó dos goles más en su cuenta, lideró a su equipo en todo el frente de ataque y contó con la colaboración de un Benzema que jugó tan bien como muchos días, pero hoy le lució mucho más con dos goles y mucha participación en todas las acciones ofensivas.

El Sevilla seguía llegando, pero con menos efectividad que el Madrid, aun así no se rindió fácilmente. Rakitic firmó un golazo que ponía el partido cuatro a tres con media hora por jugar. Falló después un penalti que tampoco fue de Cristiano a Figueiras, ya que la falta fue fuera del área. La expulsión de Mbia por doble amarilla envió definitivamente a los suyos a la lona verde del Bernabéu.

El tramo final sirvió para ver el boceto más probable del Madrid en los partidos grandes a partir de ahora, con Alonso de nuevo al mando, Modric y Khedira como interiores, con opciones para Di María en la posición de interior también. Marcelo percutiendo una y otra vez en su costado izquierdo y Bale manteniendo un buen tono físico en la banda derecha durante todo el partido firmando dos goles y sirviendo otros dos.

El pitido final del árbitro dejó atrás un choque muy entretenido donde brillaron los ataques hasta la borrachera y naufragaron las defensas hasta la extenuación. Por encima de todo y de todos emergió de nuevo la imponente figura de Cristiano Ronaldo firmando un encuentro para el recuerdo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *