Dos detalles que marcaron el R.Madrid – Athletic

El Real Madrid ganó con autoridad al Athletic y en mi opinión hubo dos detalles, uno de cada bando, que tuvieron mucha importancia en el encuentro.

Un detalle del Madrid

El Madrid salió con su 4-2-3-1 habitual. En mediocampo Xabi Alonso y Luka Modric, por delante Callejón, Özil y Cristiano, con Benzema y su capacidad asociativa arriba.

En los partidos que habían jugado juntos en el mismo once Alonso, Modrc y Özil, el equipo no había funcionado, se estorbaban mucho entgre los tres, no “mezclaban” bien. Mourinho lo sabe e incluyó una modificación relevante.

Özil adelantado en la presión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Özil, el pasado sábado. Foto Marca.

El pasado sábado y casi desde el inicio se pudo observar una variante interesante. Cuando el Madrid no tenía la pelota, decidía presionar muy arriba.

Özil adelantaba su posición y se colocaba en la derecha muy adelantado, Benzema en la posición central del ataque y Cristiano en la zona izquierda. Por detrás una línea de tres con Callejón en la derecha, Alonso ocupando zona central y Modric ligeramente escorado a su izquierda.

Cuando el Madrid recuperaba en zona de medios, Alonso y Modric encontraban la jugada de cara y con compañeros por delante ofreciendo soluciones. El sistema defensivo pasaba del 4-2-3-1 a un 4-3-3 con la presión muy arriba y así pudo dominar y manejar al Athletic.

Con el balón, Alonso y Modric encontraban a Benzema directo en muchas ocasiones, bien para generar una ocasión, bien para aprovechar su movilidad y capacidad asociativa con la llegada de Callejón, o con Özil y Cristiano a su misma altura.

Un detalle del Athletic

El Athletic formó con defensa de cuatro atrás, Gurpegui por delante en la posición que jugaba Iturraspe la temporada pasada y el propio Iturraspe escalonado unos metros por delante.

La línea de tres en tres cuartos estaba compuesta por Susaeta en la derecha, Muniain en medio e Ibai en zona izquierda, dejando arriba a Aduriz. Bielsa ordenó las marcas al hombre mixtas que siempre hace con una obsesión especial en llegar a tapar a Xabi Alonso.

Muniain no hizo lo que le ordenó Bielsa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iker Muniain, el pasado sábado. Foto Marca.

El encargado de ello era Muniain y casi nunca llegó a conseguirlo. Alonso estaba libre para lanzar el equipo y además recuperaba bastante en campo contrario sin que Muniain llegase para desesperación de Bielsa que le quitó en el descanso, dando entrada a Llorente y encargando a Aduriz la “misión Alonso”.

Aduriz comenzó la segunda parte siempre encima de Alonso hasta que se agotó y tuvo que ser sustituido por Toquero mediada la segunda mitad. Es al menos cuestionable que perdiendo tres a uno, Bielsa mantenga las marcas al hombre hasta el punto de sacrificar a su mejor hombre en tres cuartos de campo.

Además, la idea de ahogar a Xabi Alonso es interesante, sin duda, pero también estaba Modric que con  menos vigilancia dirigió las operaciones con sencillez y eficacia.

Estos son sólo dos detalles, pero a mi modo de ver, con una importancia capital en el partido.

 

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *