La eterna madurez del Cuchu

18 de agosto de 1980, Villa del Parque. Buenos Aires. Ese día, en ese barrio de la zona oeste de Buenos Aires nacía Esteban Matías Cambiasso Deleau, que en la actualidad, 32 años después, se ha convertido en un magnífico centrocampista que rinde a gran nivel, además de ser el futbolista argentino con más títulos de la historia, que se dice pronto.

El Madrid le fichó en 1996, cuando comenzaba a despuntar en Argentinos Juniors y cuando en el equipo blanco lucía con nombre propio Fernando Carlos Redondo Neri. De alguna forma se realizaron las siempre injustas e inapropiadas comparaciones, ya que se trata de futbolistas muy diferentes. Ambos son “5” argentinos, pero Cambiasso con más llegada que Redondo, con más capacidad para hacer gol y mejor lanzador de faltas laterales, aunque no ha llegado a la jerarquía de Fernando para gobernar el mediocampo, eso es cierto, sobre todo en partidos de ritmo lento.

Regresó cedido para jugar en Argentina, primero en Independiente y después en River donde rindió muy bien, pero su presentación al mundo llegó en aquel Mundial juvenil (actual Sub 20) de Malasia en el que Argentina se impuso por dos a uno a Uruguay en la gran final.

Merece la pena recordar el once de José Pekerman en aquella final con Leo Franco en la puerta, Serrizuela, Cufré, Samuel, Placente; Scaloni, Cambiasso, Riquelme, Cubero; Quintana y Romeo. Cambiasso era el capitán de aquella selección, que tenía más jugadores importantes como Pablo Aimar. Era un equipo que tenía garra y jugaba bien, en pleno esplendor de Pekerman en las categorías inferiores de la albiceleste.

Argentina-Uruguay Final Mundial juvenil Malasia 1997

El daño de las comparaciones

Las dos temporadas que estuvo en el primer equipo del Real Madrid comenzó como titular para ir desapareciendo de las alineaciones. Es cierto que iba de menos a más, pero quizá se le exigía esa jerarquía en los partidos que había tenido Redondo antaño, sin tener en cuenta que el Cuchu es otro tipo de jugador. En aquel Madrid hubiera podido jugar mucho más si le hubiera tenido libertad para llegar al área contraria con más asiduidad.

Brillante carrera en Milan

Llegó al Inter en 2004 y su carrera en Milan es brillante. Intocable para Stramaccioni como eje central en medio campo, en un Inter que viene jugando con tres centrales, dos laterales, en ocasiones más ofensivos y en otras con vocación más defensiva y tres volantes en el centro donde el Cuchu es fijo.

Hace dos temporadas, Cambiasso demostró su facilidad para intercambiar su posición por aquel entonces con Dejan Stankovic y permitir en ocasiones que fuese el serbio el que llegase arriba y en otras ser el mismo el que llegase a gol. Se adapta a muchas situaciones diferentes como volante central.

Esteban Cambiasso

Parecía difícil que volviese a rendir a un nivel tan extraordinario como en 2010 cuando el Inter ganó la Champions e inexplicablemente quedó fuera de la lista de Argentina para el Mundial de Sudáfrica.

Se adapta al rol que le toque

Pues en este Inter, dos años y medio después, tras un periodo más bajo,  es clave otra vez. No está un equipo que juegue en torno al balón, de hecho es habitual ver a Ranocchia, Samuel o Juan Jesús,  jugar en largo buscando la carrera de Rodrigo Palacio en estos últimos encuentros y antes de Antonio Cassano, pero es clave en la recuperación y distribución cuando la tiene.

A balón parado ya ha asistido en varias ocasiones, como el pasado domingo en Bolonia a Ranocchia en jugadas que han terminado en gol, y tener a su lado futbolistas como Mudingayi y Gargano, le permite descolgarse y llegar como en el tercer gol neroazurri en Bolonia. Además su calidad le permite definir con categoría.

Cambiasso se adapta a cualquier tipo de juego, aunque le beneficia más un juego lento, pero en este Inter actual, que es un equipo práctico y directo, también es capaz de crecer y ser clave en varias facetas del juego. El papel de Cambiasso en este Inter, es otra vez clave, sin duda su madurez es eterna.

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *