Ahora sí, los Diablos Rojos sueñan de nuevo…

Bélgica está encuadrada en el Grupo 1 de la zona de clasificación europea para el próximo Mundial de Brasil junto a Croacia, Serbia, Gales, Escocia y Macedonia. El grupo entraña dificultad, pero parece que después de mucho tiempo y pasado el oscuro periodo de Leekens en el banquillo, Bélgica es más competitiva al fin, y sueña con estar de nuevo en Mundial, algo que no sucede desde Japón y Korea 2002.

Hace varios años que el fútbol belga genera de nuevo futbolistas de calidad de mediocampo en adelante y buenos defensas. Su problema estaba siendo de intensidad en el juego, de agresividad. El juego era carente de carácter competitivo, algo que sin duda le sobraba a la última gran selección belga, que fue la que cayó en semifinales del Mundial de México en 1986.

Ha comenzado la fase de clasificación con una victoria en Gales, un empate en casa ante Croacia y una victoria el pasado sábado ante Serbia a domicilio. Pero más allá de los resultados, parece que por fin vuelven a competir de la mano del histórico ex-jugador Marc Wilmots en el banquillo.

Wilmots jugó 4 Mundiales con Bélgica, le recuerdo como un centrocampista de fuerza, con mucho recorrido, un pulmón con mucha llegada.

Wilmots en un entrenamiento con la selección

La victoria ante Serbia permite extraer varias conclusiones de como es la nueva selección belga de Wilmots. Un equipo que busca la practicidad, ser sólido y tener pegada. En la primera parte sufrieron e incluso Serbia se puso adelantar en el marcador, pero en la segunda mitad vimos una Bélgica segura de sí misma y con las ideas bastante claras.

Defensa

Hay un detalle muy importante en la zaga belga. Wilmots parace que opta por alinear a los cuatro mejores defensas que tiene, asumiendo que realmente juega con cuatro centrales, aunque dos de ellos jueguen en la posición de lateral. Por lo visto en Belgrado, Bélgica prioriza la solidez defensiva, aunque en la primera parte Serbia le llegó bastante, a que los laterales doblen en ataque.

Alderweireld, central habitual en el Ajax, es el lateral derecho. Es un jugador con un gran disparo lejano, aunque de lateral se puede prodigar poco. Es buen marcador y en esa posición aporta presencia y seriedad. Otra opción para el lateral derecho sería Gillet, que en el Anderlecht lleva varios años a buen nivel, jugando incluso más adelantado en banda derecha.

Kompany es el líder de la zaga. A muy buen nivel en el City, aunque todavía le falta un peldaño para llegar al nivel que ofreció el curso pasado.

Kompany defendiendo a Benzema

A su lado Vermaelen, que si abandona definitivamente las lesiones, garantiza seguridad defensiva, colocación y una gran facilidad para desplazar la pelota desde atrás con su pierna izquierda.

En la izquierda elige a Vertonghen. Él es central izquierdo natural y además es zurdo. No es rápido, por lo que en velocidad como lateral sufre, sí es agresivo, a veces en exceso, aunque se adapta al lateral izquierdo, ya lo hacía en el Ajax y lo hará en los Spurs y en la selección.

Mediocampo

Ante la ausencia de Fellaini, que en la selección suele jugar más atrás que en el Everton, Wilmots optó por Witsel como mediocentro. Witsel no es en sí un organizador puro. Trabaja mucho y es un buen medio de acompañamiento como jugaba en el Benfica la temporada pasada escoltando a Javi García. Su elección en ese puesto denota que la idea de Wilmots es de trabajo y salir rápido, no de dominar el partido a través de la pelota.

Dembele y Chadli jugaron como interiores. Dembele puede jugar como interior izquierdo y como mediocentro, maneja bien la pierna izquierda y además tiene capacidad para pasar y aguantar el balón. Lo de Chadli fue más sorprendente. Sus características son más de extremo puro y creo que Bélgica tiene otras opciones para jugar con un mediocentro y dos interiores mejores que Chadli en esa posición. Cuando esté Fellaini veremos que decisión toma Wilmots.

Bandas

En bandas, Kevin De Bruyne es la polivalencia personificada. Capaz de jugar por las dos bandas y en la mediapunta, ante Serbia arrancó de la derecha. Él es zurdo y muy vertical, capaz de filtrar pases o terminar él las jugadas, como en el segundo gol ante Serbia. De momento ha sentado a Mertens y parece que puede tener continuidad.

El casao de Hazard en la izquierda es diferente. En esa posición ha jugado en el Chelsea, lo hizo alguna vez en el Lille y lo hizo ante Serbia, pero para mi pierde peso en el partido. Su calidad es más aprovechable en una posición más centrada. Con otro sistema, quizá un 4-2-3-1 y él detrás de un punta. Este aspecto sigo sin tenerlo claro.

Arriba

Wilmots sorprendió con Benteke en el once inicial el pasado viernes.

Benteke, nuevo jugador del Aston Villa

Pensé que jugaría Mirallas de inicio, pero lo hizo el delantero del Villa. Es fuerte,  potente en carrera, difícil de parar si arranca y llega al remate, además es capaz de marcar de cabeza.

Lukaku, que en el WBA ya ha dejado muestras de lo que es capaz, es una opción clara de futuro también.

Ahora mismo Bélgica es una selección en el camino de encontrar la solidez a través de una mejora en la mentalidad competitiva. Los resultados han empezado acompañando en un grupo complicado. Mimbres hay, veremos la evolución.

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *