Paulo Bento vence en su prueba de fuego

Portugal y Bosnia se jugaban anoche en Da Luz el pase para la próxima Eurocopa que se va a disputar en Polonia y Ucrania el próximo verano.

Problemas internos

En la ida, disputada en Zenica, empate a cero y las espadas en todo lo alto.  Durante la fase de clasificación, Portugal había sido muy frágil defensivamente hablando, con problemas internos, que han desencadenado el “adiós” prematuro de jugadores importantes de la selección como Carvalho y Bosingwa, rumores de una posible aparición de Mourinho para ser el técnico de la repesca…

La eliminatoria ante Bosnia-Herzegovina era un “match ball” para Paulo Bento. El ex-jugador del Oviedo (aquí en España), está apostando por una selección que intente combinar y llegar tocando por dentro. Lo está teniendo difícil, porque Portugal ha sido durante muchos partidos de esta clasificación una selección basada en las individualidades de sus mejores futbolistas.

Su defensa

Atrás, Portugal ha mejorado muchísimo desde que Pepe ha vuelto y se ha asentado (hizo un partidazo en Zenica) y con la recuperación de Coentrao en el lateral izquierdo. Ayer secó a Pjanic, que jugó cerca de la banda derecha, y dobló en ataque aportando peligro y pases de gol, como el que le puso en la cabeza a H.Postiga.

Foto As del golazo de Cristiano Ronaldo de falta

Aparecieron los buenos

El “golpe” encima de la mesa de los lusos, ayer,  lo dieron sus mejores futbolistas. De principio Cristiano Ronaldo.  Aviso nada más comenzar con lanzamiento desde la frontal, anotó un golazo de falta en el minuto 8, con un disparo de “empeine plano”,  que subió y bajó como un obús,  para colarse a la derecha de Begovic, y fue un peligro duante todo el partido jugando cerca de la banda izquierda.

El gol de falta de ayer de Cristiano, me recordó por su importancia, y no porque sean iguales, al que hizo Beckham en Old Trafford ante Grecia y que clasificó a Inglaterra para el Mundial 2002.

Nani apareció también. Para hacer el segundo de un enorme disparo parabólico.

Joao Moutinho no se quedó a la zaga, y dio el pase del tercero a Cristiano.

Sin lugar a dudas, la aparición de los tres “cracks”, el día que más falta hacía, es una gran noticia y un gran respaldo para el técnico, Paulo Bento.

Aunque el resultado final no debe llevar a engaños. En el minuto 65, Spahic hacía el 3-2 en fuera de juego y en un despiste de la zaga portuguesa, dejando a Bosnia H. a un sólo gol de empatar y meterse en la Eurocopa.

Y eso que Bosnia estaba con diez por la expulsión de Lulic y además Safet Susic había retirado a Pjanic, anulado por Coentrao. Pjanic es media punta y en banda derecha no rinde lo que podría rendir. Es una opinión personal.

Miguel Veloso

En ese momento del partido, sobre todo, emergió Miguel Veloso. El hijo del histórico Antonio Veloso, defensa del Benfica y de la selección en la Eurocopa de 1984.

Su hijo, Miguel, es medio centro zurdo, de gran técnica, pero irregular. Ayer sacó lo mejor de su repertorio, con un gran despliegue físico y criterio con el balón. A eso añadió un auténtico golazo de falta, el quinto.

Goles “maños”

Junto a él, destacaron dos zaragocistas, Rubén Micael, que salió en la segunda parte,  y Helder Postiga, que está haciendo goles en Zaragoza y en la selección, como antes no había hecho en su carrera.

Entre Cristiano y ellos dos, fabricaron el cuarto, y el propio Postiga hizo el sexto,  en un precioso remate de cabeza a pase de Coentrao, asistido previamente por Cristiano.

Es cierto que Bosnia se quedó con diez, que Dzeko se fue del partido (le pasa demasiadas veces) y que Pjanic no apareció y fue sustituido, pero Portugal tiene una idea y seis meses para perfeccionarla.

Your email address will not be published. Required fields are marked *