Mis conclusiones de la Copa América antes de la gran final

Esta noche, a las 21:00 horas española, se juega en el Monumental de Buenos Aires la gran final de la Copa América 2011, entre Uruguay y Paraguay. Viendo todos los partidos de la competición, no puede sorprender.

En los días previos al comienzo de la competición, escribí que era la Copa América de más nivel de los últimos años, y por jugadores lo sigo pensando, aunque es cierto que el nivel de juego exhibido no ha sido el esperado.

De todos modos, hay conclusiones positivas. Que Argentina y Brasil hayan decepcionado, no quiere decir que no hayamos disfrutado con el progreso de Venezuela, cuarta clasificada, y de la selección peruana de Sergio Markarian, que tras sufrir muchísimas bajas en la preparación, ha quedado tercera con un gran Paolo Guerrero en la punta de su ataque, por ejemplo.

Conclusiones del Grupo A

Analizando brevemente los Grupos, en el A, Colombia cumplió en un principio las expectativas. Tras un primer partido muy lento ante Costa Rica, el “Bolillo” colocó a Guarín más cerca de C. Sánchez, el excelente medio centro defensivo del Valenciennes francés. Este hecho, junto al buen rendimiento de A.Ramos, arrancando desde la izquierda con sus diagonales, y el estado de gracia permanente de R.Falcao, Colombia fue primera de grupo, empatando ante Argentina, en un partido que mereció ganar, y ganando con solvencia a Costa Rica.

Argentina ha sido un desastre. Muy débil atrás, con un G. Milito en muy baja forma y muchas dudas de Batista. Tras el decepcionante empate ante Bolivia, se “cargó” a Rojo, metió a Zanetti de lateral izquierdo y a Zabaleta en el derecho. Tampoco funcionó.

Media hora buena de Gago ante Colombia, le otorgó la titularidad ante Costa Rica. Con Di María en una extraña posición de media punta, en el 4-1-2-3 del Checho, una buena presión arriba y un gran Leo Messi, asistiendo en los tres goles, Argentina venció con comodidad a la débil Costa Rica Sub 23, donde sólo han destacado Campbell, un delantero zurdo de raza negra que me ha gustado, y el interior derecho Mora, que no es sub 23.

Pasado el “oasis” de los ticos, llegaron los cuartos ante Uruguay, y la selección charrúa, muy bien plantada, luchando hasta la extenuación, pese a la lamentable expulsión del “Ruso” Pérez, forzó los penaltis, donde emergió un enorme Muslera para meter a Uruguay en semifinales.

Di María fuera de la banda y Mascherano por detrás de Gago y Cambiasso, ahogaron a Messi y las esperanzas de ganar de la albiceleste.

De Bolivia no puedo destacar casi nada en el torneo, además me he llevado una decepción con su “9”, Martins Moreno.

Grupo B

En el B, Brasil, no ha sido capaz de practicar un fútbol de altura. La canarinha ha sido la misma de los últimos grandes torneos. Sin fútbol, y muy marcada por la pareja de medio centros. A mi Leiva me parece un buen medio centro defensivo, pero no para crear juego. A su lado, Ramires ha sido un desastre, trasladando el balón en exceso y no haciendo jugar.

Brasil funcionó sólo en los últimos 40 metros del campo ante Ecuador, con las pinceladas de Neymar y Robinho, la clase de Ganso, que es un jugadorazo, pese a que ha llegado con la inactividad de la lesión, y un Pato que ha cumplido de “9”.
Además, aquel día Maicón recordó al del año pasado, siendo un avión por banda, tras entrar en la alineación por un desdibujado Dani Alves.

Ante Paraguay mereció ganar, por ocasiones y por juego, pero no fue capaz y el entramado paraguayo, Martino sacrificó a Ortigoza para meter a Cáceres junto a Riveros, se le atragantó hasta llegar a unos penaltis históricos, fallando 4 lanzamientos.

Paraguay ha llegado a la gran final sin ganar un sólo partido, Más defensivo que nunca, con tres centrales en el fondo desde el segundo partido ante Brasil, con un Ortigoza intermitente, mal físicamente, la aparición por la izquierda de Estigarribia, sobre todo al principio, y el oficio de Santa Cruz cuando ha jugado, y sobre todo un enorme Justo Villar en la puerta, se ha metido en la gran final.

Venezuela ha confirmado su enorme progreso, con un fantástico Tomás Rincón el medio centro defensivo, con dos expulsiones injustas en el torneo, la seguridad atrás de Vizcarrondo, un central lento, pero grande por arriba en defensa y en ataque, el buen hacer del lateral izquierdo Cíchero, y los balones parados de Arango, lejos del mejor Arango, pero con papel de líder, la Vino Tinto pasó a cuartos y mereció eliminar a Paraguay, pero no le sonrío la fortuna en los penaltis.

En Ecuador, los detalles de F.Caicedo jugando de espaldas, un escándalo, y la velocidad del “Chucho” Benítez, no fueron bastante para meterse en cuartos.

Grupo C

En el Grupo C, la Chile de Borgui ha perdido la presión que hacía con Bielsa, pero a mi me ha gustado, sobre todo los ratos que ha jugado el “Mago” Valdivia. El “10” de Palmeiras ha estado extraordinario, dando asistencias, y revolucionado el ataque de Chile. Sus conexiones con Beausejour y Alexis, daban fluidez al equipo. Ante Venezuela, Chile fue mejor muchos minutos.

Uruguay es finalista y para mi gran favorita hoy, con todo merecimiento. La clave estuvo en la lesión de un fantástico jugador como es Cavani, pero que en banda no rinde. Tabárez pasó al 4-4-2, con dos medio centros como A. Ríos y el Ruso Pérez (tras su expulsión fue Gargano), y dos bandas, A. González por derecha y A. Pereira por la izquierda, que ha estado enorme, haciendo goles y con asistencias, como la que le dio a L. Suárez en el segundo gol ante Perú en semis.

Forlán, por detrás de Suárez e intentando siempre suplir las carencias técnicas de los medio centros, enlazando con el ataque, lleva un torneo inmenso, pese a no hacer goles.

Después, un gran Muslera, el oficio de Lugano, el Maxi Pereira en el lateral derecho, y como pelea Uruguay los partidos ha hecho el resto.

Perú ha sido tercera y su mérito es tremendo. Sin Farfán, Pizarro, “Cachito” Ramírez y Zambrano, todos ausentes por lesión, el técnico uruguayo y su ayudante, el también histórico jugador charrúa, Pablo Bengoechea, han encontrado un bloque.
Con un buen Fernández en la puerta, una defensa donde Acasiete, hasta sus molestias, ha sido un valladar. Bien Balbín y Cruzado en el medio centro, y un Vargas fenomenal, un poco fuera de forma, pero jugando muy bien con libertad, por detrás de un Paolo Guerrero, que jugando de espaldas y en el acierto goleador, ha estado increíble.
Detalles del ya veterano Chiroque, muy eléctrico y dinámico, también han jugado su papel.

Me he quedado con ganas de ver más cosas de Advíncula por banda, la calidad de Guevara o más de Yotún, pero en general el torneo de Perú es de matrícula de honor.

De México no se puede destacar nada. Acudió con la Sub 22, tras ganar la absoluta de la Copa de Oro, pero una Sub 22 mermada por el escándalo en la concentración, donde sancionaron a siete jugadores expulsándolos de la competición.
Gio Dos Santos, ha sido muy poco para conseguir hacer algo más que perder los tres partidos.

Your email address will not be published. Required fields are marked *